Mundo

Por qué la capital de Vietnam les pide a sus habitantes que dejen de comer carne de perro


Las autoridades de Hanói, capital de Vietnam, dicen que la práctica de comer perro podría afectar negativamente la imagen de la ciudad como un lugar "civilizado".

Por qué la capital de Vietnam les pide a sus habitantes que dejen de comer carne de perro
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

Dos cachorros a la venta en Hanoi en octubre de 2005.
Más de 1.000 tiendas en Hanoi todavía venden carne de perro y gato | Getty Images
 

Las autoridades de Hanói están preocupadas por ciertas costumbres alimenticias de sus ciudadanos: más de 1.000 tiendas venden carne de perro y gato para consumo humano.

Y es que un gran número de habitantes de la capital de Vietnam tienen en su dieta la carne de perro. Los funcionarios de esta ciudad les están pidiendo que dejen de hacerlo.

Según el Comité Popular de Hanói (gobierno local), esta práctica podría dañar la reputación de la urbe como una "capital civilizada y moderna" y propiciar el contagio de enfermedades como la rabia y la leptospirosis.

El comité también instó a los residentes a dejar de comer carne de gato, que es menos popular pero aún está disponible.

Los funcionarios también llamaron la atención sobre el hecho de que muchos de los animales suelen ser cruelmente sacrificados.

"Hábito muy arraigado"

Se estima que hay 490.000 canes y felinos en la ciudad y que la mayoría de ellos son mascotas.

Gato transportado en un camión en Vietnam
Algunos vietnamitas también comen gato, aunque en menor cantidad que el perro |  Getty Images

Cada vez más personas en Vietnam desaprueban comer carne de perro, pero sigue siendo "un hábito muy arraigado", según Linh Nguyen, periodista del servicio vietnamita de la BBC.

Muchos usuarios de redes sociales expresaron su aprobación con el pedido de las autoridades, pero hubo quienes argumentaron que era un hábito que los vietnamitas no podían abandonar fácilmente.

El usuario de Facebook Dang Ngoc Quang sugirió imponer un impuesto fuerte a la carne de perro o solo permitir que se venda en áreas específicas.