MUNDO

Santiago bajo alerta sanitaria por aumento de enfermedades respiratorias


Unos 4.000 niños menores de cuatro años han sido hospitalizados en la capital chilena


Foto: 24 Horas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/07/2019

El ministerio de Salud de Chile decretó este jueves una alerta sanitaria para Santiago debido al aumento de enfermedades respiratorias, principalmente en menores de edad, sumado a la mala calidad del aire que sufre la capital chilena durante este invierno.

En la última semana, unos 4.000 niños menores de cuatro años han sido hospitalizados en Santiago, ciudad en la que viven unos 6,5 millones habitantes- debido a un incremento fuerte de las infecciones, en particular del Virus Respiratorio Sincicial (VRS), mientras que un brote de influenza provocó la muerte de 26 personas a nivel nacional.

"Debido a este escenario y anticipándose a lo que se espera para los próximos días, las autoridades de salud anunciaron alerta sanitaria para la Región Metropolitana", indicó un comunicado del ministerio publicado en su página en internet.



La medida adoptada aumentará en un 25% las camas para la atención de estas infecciones en los hospitales de Santiago, y derivará la atención de enfermos a hospitales militares y a centros médicos de otras ciudades.

"La situación es bastante crítica", afirmó el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

El aumento de casos del VRS "es el más importante que hemos tenido en los últimos años", agregó.

La salud de los habitantes de Santiago también se ha visto afectada por la mala calidad del aire durante el invierno austral, lo que llevó a las autoridades a decretar preemergencia ambiental en diez ocasiones desde mayo, medida que reduce en un 20% la circulación vehicular, restringe el uso de calefactores y paraliza más de 320 fuentes industriales.



La mala calidad del aire es responsable indirecta de cerca de 3.700 muertes al año en Chile. La geografía de Santiago, enclavada entre cerro y la Cordillera de los Andes, provoca una acumulación de la polución en invierno, que la coloca entre las capitales más contaminadas de la región.
 



 




En esta nota