POLÍTICA

Aduana complica más a la Alcaldía de Cochabamba por el caso de las mochilas


El alcalde José María Leyes suspende el pago del material      y el Gobierno lo interpreta como una admisión de culpa. Concejales de Oruro van a La Paz y denuncian otro caso similar, en contra del alcalde de esa ciudad, Édgar Bazán

El Gobierno atacó con todo a Leyes. En Oruro se señaló otro caso similar que surgió el año pasado
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

12/04/2018

La Aduana Nacional de Bolivia complicó a la Alcaldía de Cochabamba ayer al presentar un informe explicado por su presidenta, Marlene Ardaya, donde mostró que el precio de las mochilas chinas y el material escolar que importó ese municipio costó más del doble en 2018 que la misma adquisición realizada el año anterior.

La Aduana identificó los despachos y los precios con los que la Alcaldía de Cochabamba importó el material escolar y detectó que lo que en 2017 costó Bs 923.500,  este año ascendió a 2.765.041.

La inversión de la Alcaldía se duplicó en una gestión. A esto se sumó que el vicepresidente Álvaro García Linera indicó que el costo fue de Bs 12 millones y se preguntó dónde estaban casi Bs 10 millones.



Te puede interesar:

“El 2017 y 2018 se hizo la importación de mochilas y según nuestro registro, en el primer caso se embarcó el 8 de diciembre de 2016. En enero llegó la mercadería y tiene una misma dirección del domicilio fiscal. La factura comercial que trajo a la Aduana, en mochilas como en material escolar, equivale a Bs 923.550”, dijo la presidenta de la Aduana.

Para esta gestión, que es la que se observa, Ardaya manifestó que el importador “se dividió”. Es decir, que quien había operado el año anterior gestionó las mochilas y otra persona natural se encargó del material escolar, pero esta reportó la misma dirección, “por eso es que se presume que se trata del mismo importador”, explicó la ejecutiva Ardaya.

De la sumatoria de ambos procesos, Marlene Ardaya especificó que el costo final de las mochilas y del material escolar alcanzó los Bs 2.765.041. Sin embargo, no quiso interpretar los montos y aseveró que eso le corresponde a la Fiscalía.



Para saber:

 

Proceso

El alcalde de Cochabamba, José María Leyes, salió al paso de las acusaciones y el martes hizo un anuncio: “Instruí a la Secretaría
Administrativa Financiera que deje en suspenso el pago de la mochila escolar. No se va a pagar a la empresa adjudicada hasta que concluyan las investigaciones. La Alcaldía no ha pagado un solo boliviano”, manifestó.

Además mencionó que el viernes fue a la Fiscalía. “Mi persona se presentó a través de un memorial para solicitar que se me tome la declaración informativa a fin de poder colaborar en el proceso de investigación iniciado por la concejal Molina”, agregó. 

Ayer por la mañana, el director de Lucha Contra la Corrupción del Ministerio de Justicia, César Romano, interpretó esa declaración como una admisión.

“Al reconocer que se habría suspendido el pago a la empresa accidental 26 de Febrero, a la que se adjudicó todo este proceso, admite su responsabilidad penal en el caso”, aseveró.

Además, complementó que el Gobierno nacional tiene información de que ya se habrían generado pagos por las mochilas.

Te puede interesar:



Oruro, un caso similar

Este miércoles se presentó en la plaza Murillo de La Paz un grupo de concejales de Oruro, que llegó a la sede de Gobierno para pedir a las autoridades que, al igual que ocurre en Cochabamba, se acelere la investigación por un presunto sobreprecio en la compra de mochilas chinas de parte de la Alcaldía orureña denunciada el 2017, según reportó Erbol.

El concejal David Choque explicó que la Alcaldía orureña, bajo el liderazgo de Édgar Bazán, compró 40.000 mochilas escolares de origen chino en el marco de un programa realizado entre 2015 y 2016. 

Según la denuncia, cada una de las mochilas fue importada a 35 bolivianos, pero el municipio pagó 80 bolivianos. Choque indicó que el daño económico por cada mochila es de 45 bolivianos, haciendo un total de Bs 1,8 millones. Manifestó que las mochilas, por su modo de contratación, debieron ser de industria nacional, pero fueron traídas desde el país asiático. 



Para saber:

LAS MEDIDAS

Respuesta
Luego de que el vicepresidente preguntó dónde estaban los Bs 10 millones que costaron las mochilas, el alcalde Leyes le respondió en Twitter: “Le vamos a regalar una mochila escolar al ‘vice’, a ver si así termina la universidad”.

Crítica
En su crítica, el Gobierno lamenta que las autoridades municipales de la Llajta no hubiesen tomado en cuenta a los microempresarios para la confección de las mochilas y cuestiona la adjudicación de una empresa extranjera.

Pago
El alcalde indica que sin el desembolso no se puede hablar de daño económico. El Gobierno dice que hubo adelanto del 20%.



 




En esta nota