BOLIVIA

Cochabamba y Tarija pararon, en otras ciudades marcharon


El paro fue contundente en seis capitales del país, menos en Oruro, Potosí y Pando en donde sí hubo movilizaciones a favor del SI y del NO a la repostulación de Evo Morales

En la capital del Valle se congregaron varios sectores que se oponen a una nueva postulación de Morales. El gobernador, Iván Canelas, dijo que las movilizaciones fueron pagadas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/02/2018

La ciudad de Cochabamba se sumó a las otras dos capitales del eje central del país que paralizaron sus actividades en contra de la reelección indefinida. En Tarija también se cumplió la medida para exigir respeto al resultado del referéndum del 21 de febrero de 2016, mientras en las otras ciudades hubo marchas de oficialistas y opositores en favor y en contra del cuarto mandato presidencial de Evo Morales.

En la capital cochabambina ni la lluvia  impidió que los sectores opuestos a la reelección presidencial bloquearan, desde las 6:00, el casco central y la zona norte. Hasta el mediodía fueron constatados 70 puntos de bloqueos y el paro se hizo efectivo en la medida que disminuyó la circulación del transporte público.

El aguacero tampoco frenó la marcha de los campesinos y de los cocaleros del trópico cochabambino que atravesó los tres puntos de bloqueos instalados a lo largo de la avenida Heroínas hasta llegar a la plaza 14 de Septiembre, donde proclamaron a Evo Morales candidato del MAS para las elecciones del próximo año. En el acto estuvo presente el gobernador del departamento, Iván Canelas, y una de las oradoras fue la dirigente cocalera Margarita Terán, que anunció el inicio de la campaña presidencial.



Canelas condenó el paro cívico convocado por simpatizantes del No. “Nosotros queremos trabajar por el departamento y por Cochabamba. No vamos a acudir a medidas extremas como parar, bloquear, amenazar o tratar de generar violencia. No vamos a responder a eso y toda esta gente que ha venido aquí, ha demostrado una conciencia política muy grande porque en democracia vamos a lograr todo”, aseguró.

 La movilización de oficialistas y opositores provocó algunos incidentes en la capital valluna, como el ocurrido en el cruce de la Heroína con la calle Batista, cuando uno de los cocaleros arrebató la bandera boliviana a uno de los bloqueadores. En ese momento, según el periodista Nelson Peredo, de Los Tiempos, se escucharon gritos de amarra huatos, vende patria y vendidos al imperio, que surgieron de uno y otro lado.

También se reportó un incidente en el casco central de Cochabamba, cuando seguidores del MAS y trabajadores de salud intercambiaron puñetes.

Los bloqueos fueron esporádicos en Tiquipaya, pero la actividad se desarrolló con normalidad en Sacaba, Punata y en las poblaciones ubicadas en el trópico de Cochabamba.



El presidente del Comité Cívico de Cochabamba, Juan Flores, afirmó que el paro fue contundente; sin embargo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que solo hubo algunos puntos de bloqueos.

“En Cochabamba se registraron 24 puntos de bloqueo con 1.300 personas, pero el comercio, el transporte y el 60% de las entidades financieras trabajaron con normalidad”, afirmó Romero.

Empero, Flores anunció que si el Gobierno no respeta los resultados de 21-F, se articulará un paro nacional indefinido.

Tarija

En Tarija y ciudades intermedias, a excepción de Yacuiba, se cumplió el paro cívico movilizado de 24 horas para exigir respeto al voto ciudadano en el referéndum del 21-F, reportó David Maygua.



Desde las 6:00 se sintió la protesta, al punto que no había paso para los vehículos que pretendían dirigirse de un lugar a otro, solo motocicletas y bicicletas tuvieron la oportunidad de circular.

Víctor Olivares, un obrero jubilado, reflejó el sentir tarijeño, al decir que la población acató el paro para exigir el respeto a su voto en las urnas en 2016.

El paro movilizado se masificó no solo en la capital, sino también en Bermejo, donde la población y plataforma de ciudadanos se autoconvocaron para acatar la medida después de que la dirigencia del Comité Cívico había desistido.

En Yacuiba, solo hubo movilizaciones de partidarios y opositores a la reelección presidencial. Durante la mañana cayó una torrencial lluvia en la provincia Gran Chaco, reportó el periodista Franco Centella. Por la noche, los masistas proclamaron la candidatura de Evo Morales.

Beni también paró

En la ciudad de Trinidad y provincias el paro cívico nacional fue contundente. Los colegios particulares y fiscales no tuvieron actividades. Solo la Gobernación, atendió con normalidad. En horas de la tarde una caravana de mototaxistas exigió que se respete el resultado del 21 de febrero de 2016.

En Cobija y Sucre, se movilizaron de forma pacífica ambos bandos

En Cobija (Pando) y en Sucre (Chuquisaca) sectores que rechazan y otros que apoyan la cuarta repostulación del presidente  Evo Morales, se movilizaron casi de forma paralela. En la víspera se temió que los actos que fueron anunciados con anterioridad terminaran violentos. Pero primó la cordura y no se registró ningún percance.

No hubo paro en Cobija, pero si una nutrida caravana de motocicletas y vehículos que pidió respetar la victoria del NO en la consulta popular del 21-F, que rechazó la reelección. También se movilizaron cerca de 1.500 partidarios del MAS, que proclamó como candidato a Evo Morales para las elecciones de 2019.

En la capital del país, Sucre, hubo fricciones entre ambos bandos, pero no se registraron actos violentos. Eso sí, el paro fue contundente, informó ayer Correo del Sur, en su versión web. Pese al cese de actividades, no detuvo una multitudinaria concentración oficialista.

La población sucrense tomó las calles y fue parte activa de la protesta 


 




En esta nota