BOLIVIA

Conoce a los tres terroristas y narcotraficantes más buscados de Italia que cayeron en Bolivia


Grandes operaciones policiales se desarrollaron para detenerlos y extraditarlos a Roma. Battisti, Diodato y Pagliai llevaban años huyendo y encontraron el fin de su libertad en Santa Cruz.


Battisti fue arrestado el sábado en las calles cruceñas y en 1999 cayó Diodato que en la actualidad está prófugo.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

14/01/2019

Tres de los terroristas y narcotraficantes más buscados de Italia encontraron prisión cuando buscaban libertad en Bolivia. El caso más reciente es el de Cesare Battisti, otro muy sonado en la capital cruceña es el de Marco Marino Diodato (1999) y, por último, el arresto de Pier Luigi Pagliai en 1982. En todos los casos se desplegaron grandes operativos policiales, incluso con participación de la DEA, con la finalidad de extraditarlos en vuelos especiales hasta Roma.

Battisti fue detenido el sábado en las calles de Santa Cruz de la Sierra por efectivos de Interpol y entregado a las autoridades italianas en el aeropuerto de Viru Viru el domingo por la tarde. El italiano había ingresado de manera ilegal al país procedente de Brasil, luego de huir durante  37 años por naciones como Francia y México tras ser sentenciado por terrorismo en su país.

El italiano nació en el sur de Roma en 1954 y tras pasar varias veces por prisión por delitos comunes, a finales de los años 1970 se unió a la lucha armada dentro del grupo Proletarios Armados por el Comunismo (PAC). “Intentar cambiar la sociedad con las armas es una estupidez pero bueno, en esa época todo el mundo tenía pistolas", dijo Battisti en 2011. "Había guerrilleros en el mundo entero, Italia vivía en una situación prerevolucionaria", agregó, según publicó la agencia AFP tras su detención.



El gran interés de Italia por Battisti es castigar a uno de los últimos protagonistas de los “años de plomo” de violencia de la década de los 70. Este lunes ingresó en una prisión en la isla de Cerdeña para purgar una pena de cárcel a cadena perpetua tras arribar al aeropuerto romano de Ciampino a bordo de un avión Falcon 900.

Marino Diodato

El caso de Marco Marino Diodato es el más conocido por la sociedad boliviana porque, entre todos los delitos que cometió, el atentado con explosivos contra el vehículo de la fiscal Mónica Von Borries, quien logró que fuera sentenciado por narcotráfico, cobra relevancia por la conmoción que causó en la población.  

Nació el 28 de enero de 1957, en San Giovvanni, región de Calabria y llegó a Bolivia en 1983, donde realizó un sin fin de actividades. Fue entrenador principal de paracaidismo en el Ejército, mentor y principal entrenador de las fuerzas de élite más importantes de las Fuerzas Armadas de Bolivia. Desde 1988 se dedicó al negocio de los casinos y el ecoturismo interno desde Santa Cruz.



Once años después fue detenido por la Policía boliviana acusado de "clonar" teléfonos y luego de traficar droga y ser parte de una red mafiosa internacional. Diodato fue sentenciado a 12 años de cárcel por el delito de narcotráfico, pero escapó el 1 de febrero de 2004 de la clínica Bilbao de la capital cruceña, donde permanecía internado desde 2003. Burló a tres escoltas policiales, que fueron procesados y desde entonces fue declarado prófugo por la justicia. En la actualidad se desconoce su paradero.

"En 2004 se escapó de la justicia, él sigue siendo un prófugo, es más, a escala internacional se mandó un requerimiento a Interpol", explicó el comandante departamental de la Policía, Alfonso Siles, en declaraciones a la prensa en 2018.

Pier Luigi Pagliai

Pagliai fue detenido por efectivos de la Policía y de la DEA en la capital cruceña en 1982. Estaba acusado por su participación en el atentado de la estación de Bolonia ocurrido el 2 de agosto de 1980 que causó la muerte de 85 personas y más de 200 heridos. “El avión de Alitalia que efectuó el operativo transportada policía italiana y aterrizó en el Aeropuerto de El Alto, simulando fallas eléctricas en la máquina pidió permiso y se dirigió a Santa Cruz, donde fue capturado Pagliai con ayuda de la Policía norteamericana”, describe un telegrama de la Interpol al que tuvo acceso EL DEBER.

El documento también detalla que el terrorista italiano puso resistencia al arresto y fue herido de gravedad y trasladado a La Paz para recibir atención médica. Pagliai fue traslado a Roma inconsciente a consecuencia de heridas graves en su cuello y espalda, asistido con oxígeno y controlado por dos médicos.





 




En esta nota