POLÍTICA

Dos funcionarias de Uelicn, ante el juez por indicios de corrupción


Se trata de la directora jurídica y una técnica de la Unidad de Lucha Contra el Narcotráfico. La diputada Sandoval alerta sobre posible fuga de implicados


El mantenimiento de los Hércules C-130, de los Diablos Negros, es parte de los contratos investigados
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

04/04/2019

Dos funcionarias de la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn) fueron aprehendidas ayer por orden fiscal, luego de prestar su declaración y hoy serán puestas ante un juez. Se trata de Nancy Carlena F. B., exdirectora jurídica de la institución y de Mabel F. B., técnica de grupos especiales de Diablos Rojos, Diablos Negros y Diablos Azules.

La Uelicn fue intervenida a mediados de marzo, luego de denuncias que un holding integrado por las empresas Horizontal de Aviación, Aeroend, Linea Central de Aviación, Center Line Services y AM&M se adjudicaron, desde 2013, 42 contratos para el mantenimiento de aeronaves por una cifra de más de $us 60 millones. Estas empresas daban mantenimiento a helicópteros y aviones de los Diablos Rojos y Negros y compartían accionistas.

El anuncio de la exdirectora jurídica fue hecho por Carlos Romero, ministro de Gobierno, que explicó que ella había recibido un monto de dinero en su cuenta personal de las cuentas de la empresa de mantenimiento aeronáutico de la Uelicn (Horizontal de Aviación) y, aunque aseguró que el monto recibido fue para la protocolización de contratos, se consideró irregular que lo haya recibido en sus cuentas y no en alguna de la institución.



Según la denuncia recibida por Romero en diciembre y que consta también en la demanda del Ministerio de Gobierno ante la Fiscalía, Nancy Carlena F.T. recibió Bs 34.800 el 9 de octubre de 2015.

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, explicó que también se procedió a la detención de Mabel F.B., que también será remitida en las próximas horas ante el juez cautelar. Según comentó, a ambas se las investiga por los delitos de corrupción, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, incumplimiento de deberes y ejercicio indebido de funciones.

Mabel F.B. quedó complicada con la investigación cuando fue denunciada por los dos depósitos que el 23 de febrero de 2016 Horizontal de Aviación hizo a la cuenta de su hijo Diego Daniel M.F. por un total de Bs 121.800.

Alave explicó que ambas personas trabajaron en la Uelicn y que no solo han sido enviadas ante el juez por los pagos, sino que dentro de los pliegos de la licitación encontraron irregularidades, como la adjudicación a una empresa extranjera, cuando debía ser Bolivia y una serie de omisiones de Mabel F.B. para adjudicar los contratos. Aseguró que, al tratarse de varios contratos, hay un sinnúmero de participantes en estos hechos de supuesta corrupción y que serán citados a declarar en los próximos días.



Eso es lo que pide la diputada Rose Marie Sandoval (UD), que aseguró que esta semana ampliará la denuncia a todas las personas que participaron de las licitaciones y no entiende cómo no se ha citado a declarar a V. K.F., que era coordinadora general de la Uelicn y máxima autoridad ejecutiva para la licitación.

También pidió revisar los flujos migratorios de los accionistas de las empresas involucradas, ya que tiene la información de que N.H., representante legal de Horizontal de Aviación y su hija A.H., representante AM&M habrían salido del país.

Consultado si la detención se había dado por el dinero recibido en cuentas personales o familiares, Alave aseguró que aún no tienen las cifras recibidas, pero asegura que fueron mucho más que Bs 30.000, porque no fue una sola adjudicación, sino muchas en las que ambas funcionarias participaron. Explicó que ambas participaban en la comisión de calificación.

En la denuncia presentada por el Ministerio de Gobierno está el nombre de dos militares que también habrían recibido cheques directo a sus cuentas y que serán citados a declarar. También hay datos que indican que algunos hijos y sobrinos de uniformados de alto rango eran trabajadores de estas empresas, a través de la compañía Línea Central de Aviación.