BOLIVIA

Corte Nacional llama a juicio a exsuperintendente que fugó a Bolivia


Carlos Ochoa era superintendente de Comunicación en su país en donde se lo acusó por el delito de falsificación ideológica


Bolivia confirmó el mes pasado la solicitud de refugio por parte de Ochoa
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/03/2019

Un juez penal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador llamó este miércoles a juicio al exsuperintendente de Comunicación Carlos Ochoa, huido a Bolivia, por el delito de falsificación ideológica.

El magistrado nacional Marco Rodríguez dictaminó que Ochoa es "presunto autor del delito de falsificación ideológica, emitiendo un auto de llamamiento a juicio y la ratificación de las medidas cautelares", informó la Corte Nacional de Justicia ecuatoriana en Twitter.

En otro trino sobre el caso, la Fiscalía General, que había solicitado la semana pasada llevar ante la justicia al exsuperintendente, informó de que el juez solicitó nuevamente a Interpol "localizar y detener al procesado".



La fiscal general subrogante Ruth Palacios había pedido al juez que instruye la causa que insistiera "en la extradición del procesado", actualmente en Bolivia y sospechoso de haber sancionado a medios de comunicación principalmente bajo el Gobierno del expresidente Rafael Correa, y adulterando la Ley de Comunicación.

La Oficina Central de la Interpol rechazó el mes pasado una petición de Ecuador en enero para que emitiera la difusión roja contra el exsuperintendente.

Ochoa, quien fuera la máxima figura sancionadora de la labor profesional de los medios y periodistas en virtud de la Ley de Comunicación aprobada en 2013 y reformada por el actual Ejecutivo, se considera un "perseguido político" y solicitó asilo en Bolivia.

Organizaciones de libertad de prensa han señalado que el proceso judicial contra el exalto funcionario versa sobre acusaciones por falsificación de documento público para sancionar "fraudulentamente" a once medios de comunicación.



La Cancillería boliviana confirmó el mes pasado la solicitud de refugio por parte de Ochoa, tras un requerimiento de Ecuador que pedía su extradición tras ser procesado por la justicia ecuatoriana.

El juez nacional había ordenado prisión preventiva, con fines de investigación contra Ochoa.

El exalto funcionario es acusado de cometer abusos en la aplicación de la Ley de Comunicación, considerada "mordaza" por gremios de periodistas, así como de haber alterado el texto de esa norma para sancionar a medios que eran contrarios al Ejecutivo de Correa (2007-2017).

Ochoa ha defendido su inocencia, justificado su actuación al frente de dicho cargo y denunció una presunta persecución por parte de grupos empresariales de comunicación.



 




En esta nota