POLÍTICA

La comunidad internacional le hace saber al TSE que está atenta a su labor


Varios de los diplomáticos que escucharon al vicepresidente cuando los exhortó a no meterse en la política interna se reunieron con los vocales del ente electoral y les dijeron que siguen muy de cerca el proceso


El encuentro comenzó a las 9:00 y se extendió hasta poco después de las 11:00
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/01/2019

Los embajadores de la Unión Europea (UE), los de Perú, Brasil y la encargada de negocios interina de la embajada de Estados Unidos, entre otros, se reunieron ayer con los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y en un encuentro que definieron como “franco, abierto y constructivo” les hicieron saber que la comunidad internacional está atenta a la institucionalidad de su trabajo en la preparación de las elecciones presidenciales de octubre.

Este medio llamó anoche a la presidenta del ente electoral, María Eugenia Choque, quien no contestó a su celular, y la vocal Lucy Cruz lo tenía apagado.

La reunión se realizó al día siguiente de que el vicepresidente Álvaro García Linera pidió a los jefes de delegaciones diplomáticas acreditadas en el país no meterse en la política interna.



García Linera recalcó, en un saludo protocolar en el que todos los diplomáticos que conversaron con el TSE estuvieron presentes, que “todos los países del mundo, incluido el nuestro, tienen problemas internos, tienen disidencias y tampoco tienen horizonte”, y subrayó que “lo único que pedimos a los países del mundo es el respeto, nadie tiene el derecho a enseñarnos nada como tampoco nosotros tenemos el derecho a enseñarles a ustedes nada”.

La encargada de negocios a.i. de la representación estadounidense, Marianne Scott, declaró a EL DEBER que “ha sido un diálogo franco sobre los desafíos que enfrentan este año. La comunidad internacional está acompañando este proceso democrático electoral y el TSE es la institución más importante en la organización de las elecciones en Bolivia”.

La diplomática explicó que los embajadores visitaron el TSE para conocer a los nuevos miembros de la Sala Plena, “especialmente a su presidenta, y para saber más de la cooperación internacional que recibe”.

Otras fuentes diplomáticas que participaron en el encuentro coincidieron en que fue un diálogo “franco, abierto y constructivo” que se inició con una presentación del TSE sobre cómo están organizados los procesos electorales, la democracia multicultural y luego dio espacio a preguntas de cada uno de los asistentes.



En coincidencia con Scott, varios embajadores manifestaron un interés muy grande sobre el proceso electoral boliviano. Los países manifestaron que siguen muy de cerca el proceso de la elección.

Esas interrogantes estuvieron muy relacionadas con la institucionalidad del TSE, el rol del ente ante la decisión del Tribunal Constitucional de autorizar la repostulación del presidente Evo Morales, pese al resultado del referéndum del 21-F que le dijo no a esa posibilidad. Hubo preguntas muy puntuales relacionadas sobre por qué el ente electoral aceptó decisiones de un organismo que modificó la CPE. Eso generó una discusión muy conceptual sobre el rol del órgano electoral.

Las representaciones diplomáticas expresaron que reciben una continua demanda de información de las sedes sobre el tema del referéndum del 21-F y de las elecciones. El TSE se comprometió a mantenerlos informados en distintos temas generales pero también puntuales. Por ejemplo, se comprometió a compartir la resolución relacionada con el caso de la publicación de encuestas realizadas por el Gobierno que debió salir ayer y al final no hubo resultado por segundo día consecutivo.

Mientras tanto, los vocales respondieron y señalaron que entienden que su rol es muy operativo y administrativo, así que no tenían ninguna potestad para intervenir en el tema. Otros embajadores destacaron la importancia de que el trabajo del TSE debe gozar de independencia de los otros poderes del Estado y pidieron transparencia. En ese sentido manifestaron apertura para apoyar en cualquier acción o actividad que resguarde la institucionalidad.

Se conversó también sobre el sistema de toma de decisiones dentro del ente electoral. Los diplomáticos preguntaron cómo, siendo un ente colegiado, funciona la consideración de las mayorías y las minorías. Se tocó también el tema de la solicitud a la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la observación electoral para las primarias.



Los despidos y renuncias también fueron consultadas, y recibieron respuesta, que obedecieron a las necesidades de una reorganización de las funciones, mantener la cadena de mando y que hay funcionarios que no cumplieron sobre lo que les pedían. En este caso, las fuentes aclararon que no fue una interpelación

Suecia, España y la Unión Europea manejan programas de cooperación con el TSE y todos ellos fueron ratificados.

El candidato a la Vicepresidencia por Bolivia Dice No, Edwin Rodríguez, advirtió de que este hecho evidencia la preocupación de la comunidad internacional sobre la forma en la que se lleva adelante el proceso electoral de 2019. “Aplaudimos que esto ocurra porque así el Gobierno sabrá que no solo los bolivianos desconfiamos y estamos ojo al charque, sino el mundo”.

El legislador del MAS Efraín Chambi consideró que ningún embajador tiene derecho a opinar sobre temas internos y que para velar por la transparencia del proceso se invitaron veedores internacionales.



 




En esta nota