POLÍTICA

Evo espera buenas noticias ‘pronto’ y Chile lo critica por acudir a La Haya


El presidente está seguro de que el fallo será favorable a Bolivia, pide que en las escuelas se retome el grito “¡Viva Bolivia, hacia el mar!” y anuncia homenaje a los abogados. Chile lo conmina y le pide sensatez

El exministro de Gobierno es ahora embajador ante Naciones Unidas y coagente ante la CIJ en La Haya
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/04/2018

Los ánimos son distintos. En el lado boliviano, el presidente Evo Morales aseguró que pronto llegarán buenas noticias desde La Haya, mientras que en el chileno lo conminan, le piden sensatez y lo critican porque la diplomacia del país vecino “es sobria” y no admite recurrir a tribunales internacionales para montar un “espectáculo”.

Es evidente que el mandatario boliviano no puede disimular su optimismo por el resultado del proceso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que busca sentar a Chile a negociar una salida al mar. 

“Yo sé que se conocerán buenas noticias de aquí a poco tiempo”, manifestó este domingo Morales y convocó a que en las unidades educativas se vuelva a gritar “¡Viva Bolivia, hacia el mar”!

Además, durante una aparición pública en Ivirgarzama, el presidente adelantó que el Gobierno y las organizaciones sociales rendirán homenaje a los miembros del equipo jurídico internacional contratado por el Ejecutivo para este proceso.

"Estamos esperando, sale el fallo y vamos a invitarlos para recibirlos y darles ese homenaje a quienes nos han defendido con su conocimiento jurídico y su experiencia en derecho internacional", aseveró el mandatario.

El canciller de Chile, Roberto Ampuero, respondió que el presidente boliviano ha usado la demanda marítima  con fines políticos y le pidió "sensatez" en "el lenguaje y las formas", reportó la agencia española EFE.

La autoridad del vecino país acotó que Morales "es un presidente que está en campaña electoral para mantenerse en el poder hasta el año 2025, y eso también explica por qué de pronto se sale de la argumentación netamente jurídica para llegar a una argumentación política, histórica y emotiva" y  posteriormente complementó que “se trata de dos escuelas distintas y la escuela chilena es de sobriedad, seriedad, de coherencia y coexistencia. No estamos para ir a una corte como la de La Haya para buscar montar algún tipo de espectáculo”, dijo.

Quien intentó poner paños fríos a la relación fue el coagente y embajador ante Naciones Unidas, Sacha Llorenti, quien aseguró que el país está listo para generar una relación de "ganador-ganador" con Chile y que “no haya perdedores al acabar una negociación” si es que el fallo es favorable a Bolivia.

Además de este escenario pos-La Haya, advirtió que "Bolivia está lista para generar las condiciones y restablecer las relaciones diplomáticas, y para trabajar junto a Chile propuestas concretas para ponerlas en la mesa de negociaciones", señaló en el programa El pueblo es noticia, de medios estatales.

Llorenti complementó que el país desecha una confrontación con Chile y solo busca resolver los problemas pendientes con el país vecino. “Ese ha sido nuestro mensaje desde que interpusimos la demanda por un acceso soberano al mar ante la Corte Internacional de Justicia", agregó el representante nacional.

En la jornada

Inalterable
El canciller Ampuero insistió en que Chile "no aceptará ni está dispuesto a entregar ni un centímetro de su territorio" y reiteró la importancia del tratado de 1904 que ambos países firmaron varios años después del término de la Guerra del Pacífico, en la que Bolivia perdió el litoral.

Morales
El presidente dijo que fue el mes del banderazo y el alegato boliviano que demostraron la unidad interna y dieron a conocer la demanda al mundo. Dijo que tras los alegatos “aquí ya no hay eso de  ‘por la razón o por la fuerza’, sino “por la fuerza de la razón y por la fuerza de la verdad”. 



 




En esta nota