BOLIVIA

Iglesia pide no ser indiferentes ante la "enfermedad espiritual" de la violencia


El Obispo de Coro Coro, Percy Galván, reflexionó en la eucaristía sobre los noticieros de crónica roja e instó a la población a imprimir vida y salud espiritual para proyectar el 2019 como un año de esperanza


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/12/2018

El Obispo de Coro Coro, Percy Galván, reflexionó en la eucaristía dominical desde la Basílica de San Francisco, acerca de los noticieros de crónica roja, donde se conocen a diario hechos de violencia como asesinatos, robos, violaciones, feminicidios y suicidios y pidió a la población no ser indiferente con esta "enfermedad espiritual" de la sociedad. 

"Es una enfermedad espiritual, a la que no podemos quedarnos indiferentes, tenemos que imprimir vida y salud, así los noticieros se transformarán en obras de solidaridad, respeto, igualdad y amor, y no de tanta violencia, odio y muerte", expresó Galván.

Hoy la iglesia católica celebra el cuarto domingo de adviento por lo que Galván también invitó a los fieles encontrar la fuente de alegría producida por el señor, y que esta alegría sea el impulso para el año que viene y para tener proyectos y esperanza. 



"Yo quiero invitarles (...) a que nosotros tratemos de separar algunas cosas que nos puedan impedir ver y celebrar al autor de nuestra alegría", dijo. 

Reflexionó a dejar aparte los panetones, chocolates, aguinaldos en esta época y encontrarse con la fuente de la alegría, "que es ese niño tierno, amoroso e inocente que nace en el corazón de cada uno". 

"Descubramos esa alegría, esa alegría que viene de Jesús, no es como nuestras alegrías corrientes ni cotidianas, la alegría que viene de Jesús es una alegría permanente", afirmó.

Llamó a proyectar el 2019, bajo la mirada de la alegría para que hacer del 2019 un año de esperanza.



"Vamos a revitalizar nuestra esperanza (...) Nosotros tenemos que tener sueños, tenemos que tener ilusiones, proyectos, tenemos que tener una esperanza dinámica y comprometida, estos es fundamental en niños, jóvenes, adultos", dijo Galván.  

Recordó que por esta alegría en Jesús no podemos quedarnos indiferentes ante la problemática que se refleja en los medios de comunicación y que no debemos olvidar imprimir vida y salud tanto espiritual como física.  

"Nosotros tenemos que proyectar el 2019 para que sea un año de salud, una salud espiritual y física, cuanta falta hace tener salud espiritual", expresó Galván y agregó que esto implica un compromiso personal y de la sociedad en su conjunto. 



 




En esta nota