ENTREVISTA

Jaime Paz: 'El buen político es como el buen cura, no se jubila nunca'


El expresidente asegura que ha recibido adhesiones de exmilitantes de ADN y el MNR. Cree que de estas elecciones saldrá un nuevo sistema de partidos políticos


El ‘gallo’ ha vuelto al ruedo electoral. Promete un gobierno reformista, que haga cambios pero que dé certezas. Dice que sabe tomar decisiones
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/01/2019

Jaime Paz saca sus credenciales: “Soy de la generación que recuperó la democracia”, dice el que fuera vicepresidente de Hernán Siles para luego gobernar en alianza con Hugo Banzer entre 1989 y 1993. Jura que nunca se jubiló y se ve a sí mismo como una especie de puente para un nuevo sistema de partidos. Busca la Presidencia por el Partido Demócrata Cristiano.

 ¿Qué tiene Jaime para ofrecer en el siglo XXI?

Hay una nueva baraja que se está repartiendo en el siglo XXI. Hay gente de ADN, del MNR y otros sectores que quieren adherirse a la campaña, pero pensando que de ahí puede salir un proyecto político. Tengo la impresión de que están saliendo los gérmenes del sistema de partidos del siglo XXI.



 ¿Tendrá izquierdas y derechas ese sistema de partidos?

Vienen con los paradigmas del siglo XXI, no con la rigidez ideológica del siglo XX, más pragmático.

 ¿Pese a los Bolsonaro y a los Maduro?

Y a los Linera e inmaduros.



¿Trece años en el poder no bastaron para madurar?

Los atornilló, involucionaron en lo humano. Se nota en su comportamiento una actitud maleva, que no la tenían.

 Pero usted fue amigo de Evo en los 90...

Nos saludamos aún, pero amigo, amigo...

 Se lo creía jubilado...



Jubilado nunca fui. El buen político es como el buen cura, no se jubila nunca. Otra cosa es que haya sufrido las inclemencias del tiempo y, de entrada, el Gobierno del MAS nos quitó la sigla. Desde que fui Gobierno decía que la democracia boliviana necesitaba la rotación de nuevas élites a todo nivel, no solo político. Cuando aparece Evo, dije “bien” y fue parte de las razones de que diga “veamos qué pasa”. Aunque me preocupaba que él y su equipo formaban parte de ciertos extremismos izquierdistas que no creían en la democracia. Lo que fue una sospecha se confirmó hoy: Evo le hizo una trampa a Bolivia y a la democracia. Ante esta actitud de involución y esta democracia amenazada, siento que me han convocado.

 ¿Y cuál es su propuesta?

Sé lo que fue la pelea para recuperar la democracia. Goberné en el primer gobierno democrático como vicepresidente y el tercero como presidente. Cuando me tocó tomar decisiones, las tomé, sé que las puedo tomar, porque no estoy dudando, no soy una persona que nadie sabe cómo va a actuar en un momento como este. Bolivia necesita ser mejor tratada. Hay muchas cosas que se caen de maduras. Tengo una propuesta para el país donde el primer pilar es república democrática y federal.

¿Cómo sería ese federalismo en Bolivia?

Sería a través de los departamentos, que sean reafirmados. Queremos sentar un régimen sobre una clara identificación de competencias y de recursos.

 Básicamente un pacto fiscal...

No, como suena, competencias del Estado central: diplomacia, defensa, seguridad. El resto, salud, educación, para los departamentos. Creo que en Bolivia lo que hace falta es gobernar con un espíritu reformista, dando seguridad a nuestra población y haciendo los cambios que se necesitan. Si llegamos, vamos a elaborar el presupuesto general del Estado y le vamos a dar vuelta; lo que está arriba pasa abajo. Ministerio de Gobierno y de la Presidencia pasan abajo, y salud y educación, para arriba, esto qué quiere decir…

¿Que no le va a alcanzar para pagar a los policías y militares?

No, no, pero lo que quiero decir es que podemos meter ese criterio en Bolivia y es posible porque somos poquitos.

¿Nos vamos a volver Cuba?

No, salud y educación no quiere decir que sea estatal, vamos a permitir inversión privada. No me diga ahora que el mérito de Cuba es que es el único país que le da importancia a la salud y a la educación.

Ellos dicen que las tienen garantizadas...

También Corea del Norte, pero bueno...

Habló de adhesiones, ¿quedarán plasmadas en acuerdos?

En los hechos son adhesiones a la candidatura. Están empezando a germinar los actores del sistema de partidos del siglo XXI. No se adhieren solo a una candidatura, sino a un proyecto político del siglo XXI.

Pero sin líderes del siglo XXI.

Hay muchísimos del siglo XXI. Nuestra gente está compuesta por hijos de la democracia y todos los que están en la plataforma son hijos de la democracia.

Perfil

UN HISTÓRICO
Jaime Paz (Tarija, 1939) fue el líder del MIR hasta su extinción. Militante de izquierda en los 70, cruzó ‘ríos de sangre’ para cogobernar con ADN en los 80. Ahora quiere volver a la Presidencia.