BOLIVIA

Las pérdidas por riadas en Beni y Cochabamba se estiman en $us 20 millones


En la Llajta reportan 6.300 hectáreas de sembradíos destruidos y un impacto, en valor, que ronda los Bs 72 millones. Pecuarios hablan de un perjuicio por $us 10 millones

Varios predios ganaderos apuran la evacuación de bovinos para evitar mortandad por ahogamiento
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/02/2018

El clima pasa factura a ocho sectores de la cadena productiva de Cochabamba y ganaderos de Beni revelan que el golpe de agua activó la alerta a las provincias Yacuma y Mamoré, donde existe riesgo de mortandad bovina por falta de disponibilidad de pasto. 

En Cochabamba, según el presidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba, Yhasmany Medrano, son ocho los sectores de la cadena productiva de esta región -agrícola, lechero, avícola, porcinocultor, productores de palmito, de banano, de flores y de camélidos- perjudicados por el clima y los desastres naturales.

El dirigente de la organización productiva de la Llajta dio cuenta de que las áreas de cultivos destruidas rondan 6.300 hectáreas que, en valor, representa un impacto de Bs 72 millones en la economía del sector agropecuario.



Medrano indicó que el grueso de los productores afectados se concentra en el trópico de Cochabamba-Chimoré, Villa Tunari e Ivirgarzama-, el valle central -Tiquipaya y Colcapirhua- y el valle bajo -Quillacollo, Vinto, Sipe Sipe y Capinota-.  Sembradíos de papa, banana, palmito, maíz, alfalfa y de pasto son los más castigados.

Medrano dijo que se gestiona con la Gobernación de Cochabamba y con los ministerios del área de Desarrollo Productivo, Rural y Tierras la provisión inmediata de semillas e insumos agropecuarios, así como forraje y motobombas. Además, reveló que está pendiente la respuesta al pedido de reprogramación de créditos en favor de los afectados y que la Gobernación declare zona de desastre a la Llajta para recibir ayuda del exterior.

Mario Severich, alcalde de Colcapirhua, citado en ABI, indicó que el desborde de dos canales y de un río en la última semana derrumbó 15 viviendas y dejó 340 inmuebles y 300 hectáreas de cultivos inundados.  El área agrícola afectada toca a cultivos de maíz, tomate, alfalfa y avena, que corresponden a 32 comunidades.

Alerta pecuaria en Beni



El golpe de agua en las provincias Yacuma y Mamoré de Beni activa alerta en el sector ganadero. Según el presidente de la organización sectorial, Abdón Nacif, la mayoría de las unidades productivas de Santa Ana, San Ramón y San Javier están inundadas, lo que compromete la disponibilidad de pastura para la alimentación de bovinos, equinos y de animales menores. 

A decir del dirigente ganadero, el sector registra una pérdidas estimada de $us 10 millones, que provienen de la baja de 8.000 cabezas y pérdida de peso del ganado en la ejecución del plan de evacuación a zonas altas y pérdida de infraestructura productiva -alambrada y corrales-.

Nacif afirmó que mañana se reunirán con el ministro de Desa-rrollo Rural y Tierras, César Cocarico, y le plantearán la dotación de sales minerales y de reconstituyentes para las 70.000 cabezas de ganado que fueron trasladadas a zonas altas.

Desde el Centro de Operaciones de Emergencia del Departamento de Beni, Cristhian Cámara indicó que el clima está generando muchos contrastes. Por ejemplo: sostuvo que las aguas han comenzado a descender y dar un respiro en las provincias Moxos, Marbán y Cercado, pero que en Puerto Junín, en la provincia Yacuma, hay alerta por inundación en áreas de pastoreo bovino y daños a chacos comunales y huertos familiares.

Según dijo, vía aérea, ayer se repartió alimento a las familias de Laguna Colorada del municipio de San Javier que están incomunicadas por inundación.



Recuento oficial

Según el viceministerio de Defensa Civil, los desastres naturales  dejaron 15.517 familias afectadas, 315 viviendas afectadas y ocho personas fallecidas. Los municipios de San Javier y Loreto (Beni), Tipuani y Palca (La Paz) y Tiquipaya, Vinto y Colcapirhua (Cochabamba) se encuentran en alerta roja.

Radiografía nacional

Sector soyero cruceño

El 8 del presente mes estimó un perjuicio económico de $us 120 millones por la merma en producción de 400.000 toneladas, que corresponden a la cuantificación de más de 200.000 hectáreas que quedaron sin sembrar,    perdidas y afectadas en el norte.

Propuesta del sector privado

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia planteó al          Gobierno trabajar juntos para    elaborar medidas destinadas a apalancar los sectores productivos de Santa Cruz, Beni, Tarija, Cochabamba, La Paz y Chuquisaca afectados por el clima.

En La Paz y Cochabamba

Pobladores de Zongo llegaron a La Paz para pedir al alcalde, Luis Revilla, que declare zona de              desastre la región afectada por lluvias e inundaciones. Quitar la mazamorra en Tiquipaya (Cbba) puede demorar unos seis meses.



 




En esta nota