BOLIVIA

Masistas se agreden y funcionarios denuncian presiones para ir a actos


Un congreso del partido oficialista en Potosí tuvo momentos de presión, enfrentamiento y golpes. Empleados de Defensa denuncian que el Ministerio pone en juego su trabajo si no van a Chimoré


Las movilizaciones del MAS motivan denuncias de movilización de empleados públicos. Foto ABI
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

13/05/2019

Un grupo de dirigentes del MAS no se pusieron de acuerdo en la elección de un jefe regional y desencadenó una batalla campal durante un congreso del partido que se realizó el sábado en Potosí.

Mientras tanto, el malestar interno crece y ahora surgen versiones de funcionarios del ministerio de Defensa, que denunciaron que les armaron “paquetes” en flota, con alojamiento incluido por un costo que oscila entre Bs 500 y 600 para la proclamación del binomio Evo-Álvaro que se realizará el sábado próximo en Chimoré (trópico de Cochabamba), pero con una advertencia: debe ser cubierto por cada trabajador y aunque no es obligatorio, no ir puede afectar la continuidad en esta fuente laboral.

Este medio, pese a la insistencia, no pudo ubicar al ministro Javier Zavaleta, aludido en el tema. Quien respondió fue el canciller Diego Pary, y aseguró que la asistencia a la actividad del sábado es absolutamente voluntaria y quien diga lo contrario, miente.



A puñetazos

El sábado, en Oruro, el Movimiento Al Socialismo (MAS) convocó a sus bases a un congreso para definir candidaturas y elegir al nuevo jefe regional. El evento, que se desarrolló en el coliseo El Tinku de la Universidad Nacional Siglo XX, en el municipio potosino de Llallagua, contó con la presencia del presidente Evo Morales, pero al final de la jornada terminó en una pelea campal.

El desacuerdo por la elección de Edilberto Coro Pari como nuevo jefe regional del MAS en el Norte de Potosí (provincia Rafael Bustillos) provocó que los masistas se agarren a puñetazos, que otros saquen sus chicotes para azotar a sus oponentes o los golpeen con las sillas que tenían a su alcance. Entre los asistentes al congreso se encontraban representantes y delegados de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia y de la Federación de Ayllus Originarios del Norte del departamento de Potosí.

Algunos asistentes, en vez de dejarse llevar por los enfrentamientos, optaron por hacer videos desde sus celulares. Ese material se hizo viral el domingo en las redes sociales.

El presidente Evo Morales estuvo en ese acto. A propósito escribió en su cuenta de Twitter: “Agradecido por la masiva concentración de todos los sectores sociales para inaugurar el V Congreso Ordinario Regional del MAS-IPSP, Potosí”. Acotó que para él fue “una enorme alegría ver a todas y a todos unidos en Llallagua, esta unidad sorprende a Bolivia y al mundo”.



Luego, en Twitter, lanzó un mensaje acompañado por fotos del evento, a manera de reflexión. “Jóvenes deben adueñarse del proceso de cambio. Los cargos son importantes, pero antes está el programa del Bicentenario. Pensamos no sólo en candidaturas, sino en trabajar por generaciones futuras. Ahora nuestro programa es hecho por el pueblo, es la fuerza de nuestra unidad”.

El mandatario, tras el incidente, no se refirió al tema, ni en su cuenta en esa red social, ni durante su discurso en el único acto público al que asistió ayer al entregar obras en el municipio de La Rivera, Oruro.

El Gobierno tampoco accedió a hablar sobre lo ocurrido. El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, en un contacto telefónico con este medio, relató que el hecho se produjo alrededor de las 23.00.

“Yo acompañé al presidente. Fui testigo de que se logró reunir a una gran cantidad de personas. No abasteció ese escenario que tengo entendido tiene capacidad para unas 5.000 personas. Horas después de que nos fuimos, nos informaron que a esa hora de la noche hubo un enfrentamiento entre dirigentes de una provincia, que confrontaron sobre quién debiera ser el representante”, acotó. Borda explicó que el incidente no duró más de diez minutos y cuando se calmaron los ánimos se retomó el Congreso tras un cuarto intermedio de 20 minutos.

“El debate se extendió hasta las 3.00 de la mañana y al final se eligió a toda la estructura política del MAS de todo el norte de Potosí”, advirtió el dirigente Coro Pari quien se impuso y admitió que el partido tiene una estructura conformada por miles de personas, “lamentablemente se registró esta discrepancia que llevó a un incidente menor”.



La denuncia

Un grupo de funcionarios del Ministerio de Defensa denunciaron que en esa repartición armaron un paquete obligatorio para trasladar a sus funcionarios públicos a la proclamación del MAS, en el aeropuerto de Chimoré.

En febrero, otros trabajadores de ese mismo ministerio se acercaron a este medio para denunciar que enfrentaban el cobro mensual que consideran “ilegal” del 5% de su total ganado, que va destinado al MAS.

En esa oportunidad, el titular de esa cartera, Javier Zavaleta, admitió que ese era un aporte “voluntario” que hacen los funcionarios militantes.

Según las fuentes, tras esa publicación el aporte se redujo al 3 por ciento, pero mantiene la exigencia de obligatoriedad.

“Según ellos es voluntario, pero los que no van ingresan en la lista negra, y nos adelantaron que nosotros debemos pagar este viaje con nuestro dinero”, señaló un funcionario que pidió reserva.

El aporte para el traslado en flota es de Bs 414, y aparte debe llevar para los gastos, un total de Bs 500 a 600.

Otro funcionario manifestó que en reuniones se pidió que el costo del viaje para los trabajadores sean cubiertos por los “aportes voluntarios”, pero la respuesta fue que “los aportes no se tocan”.

“Si decides no ir entras a la lista negra. Y con claridad le decimos que por estos temas hubo casi 60 retiros en el ministerio”, acotó.

Zavaleta no contestó su celular ni respondió los mensajes que se le envió al Whatsapp. Este medio intentó contactarlo también a través de otros canales oficiales. No obtuvo respuesta.

Durante una conferencia de prensa, y para tener la visión del Gobierno sobre este tema se le preguntó al canciller Diego Pary si es que el Gobierno envía delegaciones de ministerios, y si obligan a los funcionarios a viajar.

La respuesta de la autoridad de Estado fue contundente. “Hay una concentración el sábado 18 de mayo en el trópico de Cochabamba.

Todos los bolivianos y las bolivianas que comulguen con nuestro partido están invitados. No se le está obligando a ningún funcionario, ni de la Cancillería ni del Gobierno nacional. Por eso es que el evento se hace en fin de semana. Todas las personas que participen lo hacen por decisión personal. Cualquier otra aseveración es absolutamente falsa y totalmente malintencionada”.

Un funcionario del Ministerio de Defensa señaló que no solamente es Defensa, sino que otras reparticiones contrataron flotas enteras con la ruta expresa entre La Paz y Chapare.

En un recorrido que este medio realizó en la Terminal de Buses, se pudo confirmar que todas las empresas de transporte terrestre que operan la ruta troncal tienen contratos con ministerios y también con empresas descentralizadas.

Trans Litoral, por ejemplo, informó que tiene contratos ya realizados. La hora de salida es las 18.00 del viernes, para llegar a tiempo para la concentración.

Cotizó la ruta, que toma 13 horas desde la sede de Gobierno a Bs 160 solo la ida, y a Bs 300 con retorno incluido.

La flota El Dorado, puso una tarifa de Bs 440 en bus cama y Bs 360 en semi cama. Se pudo conocer que varios ministerios optaron por este servicio.

La flota Cosmos indicó que ya no cuenta con buses disponibles, porque tiene contratos que se suscribieron hace más de un mes.

Por su parte, un funcionario de trans Copacabana MEM dijo que 15 buses ya fueron destinados para este servicio.



 




En esta nota