BOLIVIA

Mesa acusa a Quiborax de falsificar un acta para demandar a Bolivia


El expresidente presentó un escrito ante la Fiscalía. La semana pasada el Gobierno le pagó $us 42,6 millones a la firma extranjera con capitales chilenos. Para Mesa, el arbitraje es una consecuencia fraudulenta

El exmandatario presentó en Sucre el escrito para pedir que se archiven obrados del proceso en su contra I Foto: internet.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

12/06/2018

El expresidente Carlos Mesa presentó este martes ante la Fiscalía General de Sucre un escrito en el cual denuncia que la empresa Quiborax falsificó un acta para iniciar la demanda de arbitraje contra Bolivia por la reversión de concesiones mineras y por las que el Estado pagó una compensación de 42,6 millones de dólares. 

"Presenté un segundo escrito en el caso Quiborax, en el que pruebo que el arbitraje demandado por esa empresa fue producto de la falsificación de un acta de composición de propiedad. De donde se deduce que el laudo fue producto de una falsificación, no de un decreto de mi Gobierno o del Gobierno de Eduardo Rodríguez", detalla parte del texto del también vocero de la causa marítima. 

Conoce más: 

La explicación señala que dentro de un proceso penal abreviado de 2009 contra David Moscoso, uno de los socios de Non Metalic Minerals-Quiborax, reconoció que se usó un acta falsificada de la junta de accionistas de la empresa extranjera para "sustituir el acta del 11 de septiembre de 2001 a fin de revocar los poderes anteriores y expedir nuevos poderes, incluyendo los relacionados con el arbitraje".

Documento íntegro:

El uso de ese documento, de acuerdo a Mesa, tuvo la finalidad de "hacer prevalecer la demanda ante el CIADI contra el Estado boliviano”. Sin embargo, dentro del proceso contra el estado boliviano, el socio contradijo la versión que dio dentro del proceso en el que fue condenado a dos años y obtuvo perdón judicial, al no tener antecedentes.

Lea también: 

"El arbitraje en el caso Quiborax en contra del Estado de Bolivia es la consecuencia fraudulenta y maliciosa de un delito de falsificación y uso de documento falsificado, confesado en un proceso penal que concluyó con sentencia condenatoria ejecutoriada y con la declaración jurada del propio proceso arbitral", agrega Mesa. 

Agrega que "la tramitación de este arbitraje ilegal no es consecuencia de la emisión de mi decreto supremo de revocatoria de la concesión y expulsión de la empresa Non Metallic Mineral, sino del delito de falsificación y uso de instrumento falsificado". 

Puedes ver: 

En base a sus argumentos, el expresidente reiteró su "rechazo" a la proposición acusatoria presentada por el Procuraduría General del Estado contra él y tres de sus exministros en el caso denominado “Quiborax”. Asegura que corresponde ahora el "archivo de obrados".



 




En esta nota