BOLIVIA

'No me abandonen, ayúdenme', el desgarrador llanto de la madre de Jhiery


Norma Sumi pide que el caso de su hijo no se quede en el olvido. El drama de la familia Fernández continúa, el médico no consiguió su libertad pese a las últimas revelaciones

La madre de Jhiery tras la conclusión de la audiencia en la que se le negó la libertad a su hijo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

25/09/2018

El llanto es de impotencia. Unos minutos antes el tribunal que había sentenciado a su hijo a 20 años de cárcel ratifica su decisión: el médico Jhiery Fernández debe seguir encarcelado por el delito de violación. No importaron las últimas revelaciones que señalaban lo que la madre del profesional viene diciendo hace años: "es inocente", tampoco valieron las palabras de la Policía, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Justicia. Para el tribunal no había nada que revisar. 

"¿A quién más puedo acudir?", preguntaba Norma Sumi en medio del llanto, con la voz cortada por la rabia y la pena. Ella, al igual que su hijo, sufre un calvario desde hace cuatro años: es el sufrimiento que solo una madre puede entender, el encierro de Jhiery, es también el suyo. 

Llora para reclamar justicia, para pedir a los demás que no olviden a su hijo. La ilusión de los últimos días, luego del revuelo que causó el audio de la jueza Pacajes, parece haberse perdido, la luz al fondo del túnel desapareció y regresó la oscuridad. "Por favor ayúdenme, por favor griten ustedes, no me abandonen", reclama.



Norma Sumi es madre de Jhiery Fernández, el médico condenado por la violación del bebé Alexander. La exjueza Patricia Pacajez (fue destituida este martes) confesó que el médico es inocente sin saber que la estaban grabando. Actualmente está internada en una clínica psiquiátrica a la que llegó, según su abogado, poco después que se evitara que se quite la vida. Antes de ingresar al hospital confirmó en una entrevista psicológica que Jhiery es inocente. 



 




En esta nota