POLÍTICA

No le quitan ‘estigma masista’ a Choque, pese a su pasado en el Gobierno de Mesa


Coinciden en decir que favorece al MAS. UN sugiere que pudo registrarse una “rara alianza” entre el expresidente y el oficialismo en favor de la vocal que ahora preside el TSE. Demócratas dice que engrosa la lista de gente de otros partidos que se recicló


Escuchar el artículo Pausar Lectura

01/11/2018

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, fue viceministra de Carlos Mesa e incluso, en algún momento, se desempeñó como ministra interina de Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios de la gestión presidencial. Pese a la revelación de este antecedente, que ella excluyó de su currículum en el momento de postularse a la vocalía en el Órgano Electoral, ayer los opositores no le quitaron el estigma de una supuesta afinidad con el MAS.

Ricardo Calla, quien fue ministro titular durante la gestión de Mesa, confirmó que Choque fue su viceministra, aunque en la conversación con EL DEBER admitió que no recordaba la cartera específica (viceministra de Políticas y Gestión de Tierras Altas). “Fue una funcionaria muy seria, la relación laboral que tuvimos terminó del mejor modo, muy responsable, excelente profesional. Ella continuó una carrera en su área de trabajo, derechos de los pueblos indígenas”.

El 6 de septiembre de 2004, Carlos Mesa y su ministro de la Presidencia, el fallecido José Galindo Nedder, suscribieron el Decreto Supremo 27709, que estableció el interinato de Choque en el ministerio del día 7 al 10 de ese mes.

Sobre su responsabilidad actual como presidenta del TSE, Calla consideró que confía en que su gestión será positiva, aunque no se animó a garantizar que sea independiente, porque “en todo caso no tengo mayores referencias sobre lo que hizo en estos últimos años”.

Pero recalcó que, por los antecedentes que ella tiene, la recuerda con aprecio porque “fue una funcionaria que realizó un excelente trabajo cuando yo fui ministro”.

Gustavo Pedraza, integrante del equipo político del ahora candidato presidencial por el FRI, recalcó que Choque fue designada por su idoneidad profesional y que no fue parte de un cuoteo.

“En el Gobierno de Carlos Mesa no hubo cuoteo ni distribución de espacios de poder. Fue un gobierno de ciudadanos”
y acotó que el exmandatario fue muy riguroso en dejar a los ministros la decisión de elegir a sus viceministros a base de su idoneidad profesional y transparencia. Como ocurrió en los últimos días, la presidenta Choque no pudo ser contactada para obtener su contraparte, pues no atiende llamadas.

Sin embargo, en una conferencia de prensa que se ofreció ayer por la mañana, se quejó de recibir “mucha violencia” a raíz de los comentarios en torno a su designación en la que se la vinculó con el oficialismo. Admitió que en el interior de la Sala Plena “hubo encuentros y desencuentros, muchas disidencias, acuerdos y desacuerdos, que son parte de la plurinacionalidad y el ejercicio de la democracia”.

Las críticas

Los opositores, pese a esta revelación, coincidieron plenamente al momento de afirmar que la presidenta tiene una tendencia afín al oficialismo, pero con algunos matices entre UN y Demócratas.

El diputado Wilson Santamaría aseguró que hubo un favorecimiento del actual Gobierno para que ella sea designada vocal y luego presidenta. “Sin embargo, resulta que fue viceministra e incluso ministra interina de Mesa. Estamos sorprendidos”, dijo.

Luego acotó que “algo raro ocurre aquí, aunque no quiero pensar mal” y se manifestó convencido de que en política no existen las coincidencias. “Surgen bastantes conjeturas. Espero que no tengamos en realidad un acuerdo medio raro del Gobierno con algún otro candidato a través de este tipo de designaciones”, dijo.

El secretario ejecutivo nacional de Demócratas, Vladimir Peña, ratificó que Choque es afín al oficialismo, pero tiene una perspectiva diferente al del legislador de Unidad Nacional.

“Creo que no es una coincidencia que funcionarios de otros gobiernos se han reciclado en el MAS”. Nombró algunos casos específicos, como los de Juan Ramón Quintana, que provienen, según él, del Gobierno de ADN.

“Reymi Ferreira, que viene del MNR. Así, la gente se reedita en otros proyectos políticos. Eso es normal en nuestro sistema político, que la gente cambie de un lado para el otro”, aseveró y dijo que lo que prima para ser un vocal electoral es “la cercanía, la afinidad con el partido de Gobierno. Por eso, el hecho de ser exviceministra de Mesa no le quita afinidad con el oficialismo o por ahí también ese hecho le sirvió para su designación”.

Desde el oficialismo, el senador orureño Rubén Medinaceli desmintió cualquier favorecimiento para la presidenta.

“Si fue autoridad del Gobierno de Carlos Mesa, en todo caso eso no la perjudica en términos de militancia. Es algo que hay que revisar. Ella es ya vocal titular designada hace poco más de tres años. Además, esta semana ellos eligieron su directiva de forma independiente, no creo que haya injerencia”, dijo.

LA DIRECTIVA DEL TSE RECHAZÓ EL RECURSO DE DEMÓCRATAS PARA QUE NO SOLO MILITANTES IMPUGNEN CANDIDATOS

En la primera decisión de la Sala Plena con María Eugenia Choque como su presidenta, el TSE rechazó el recurso presentado por la agrupación Demócratas contra el artículo 40 del reglamento de las elecciones primarias, que señala que solamente los militantes de un partido pueden impugnar la presentación de un candidato. “Lamentablemente, el tribunal electoral declaró improcedente la impugnación que presentamos. Esta es la muestra de que es un TSE que ya tomó una decisión.

Aunque hayan cambiado de directiva y hagan promoción de los currículums de quienes ahora la conforman, esto demuestra que decidieron que no harán respetar el voto del pueblo”, denunció el diputado opositor Gonzalo Rodríguez. Complementó que con esta decisión se consolida el hecho de que el Órgano Electoral no permitirá que se presente ninguna impugnación en contra de Evo Morales y Álvaro García Linera, porque la norma establece que solo pueden hacerlo los propios militantes del MAS.

Desde Santa Cruz, el secretario ejecutivo de la agrupación, Vladimir Peña, lamentó que en su primera intervención, la directiva del Órgano Electoral, que claramente sigue las instrucciones del Ejecutivo, hubiera avalado otra decisión que protege y blinda la postulación de Evo Morales y de Álvaro García Linera.