BOLIVIA

Rómulo Delgado es el nuevo comandante de la Policía Boliviana


Se trata de un coronel que será ascendido a general en los próximos días. Enfatizó que son la "Policía del cambio" y anticipó lucha contra la corrupción que queda en la institución


En el último tiempo el uniformado desempeñaba funciones como agregado policial de la embajada nacional en Argentina I Foto: APG Noticias.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/12/2018

El coronel Rómulo Luis Delgado Rivas asumió este lunes como nuevo comandante 'interino' de la Policía Boliviana, en reemplazo de Faustino Mendoza, que concluyó su año de gestión frente a esa institución. 

La ahora máxima autoridad de la institución del orden fue antes agregado policial en la embajada nacional en Argentina. Además, cuando tenía el grado de mayor, fue uno de los edecanes del primer mandatario, Evo Morales, en 2006.

"Agradezco por esta importante designación a Dios y al hermano presidente, que me compromete a cumplir con la misión de una nueva institución, bajo los parámetros y paradigmas de un verdadero proceso de cambio que se ha convertido en transformaciones profundas en nuestro Estado Plurinacional, encaminado hacia el progreso y desarrollo", destacó el nuevo mandamás del verde olivo.



Enfatizó que el perfil del nuevo policía debe estar apegado a la honestidad y su apego a la población. Anticipó una "incesante" lucha contra la corrupción. "Somos la Policía del cambio", destacó en la parte final de su discurso.

Mientras que el titular saliente agradeció la confianza que el Gobierno depositó en su persona para ejercer ese cargo y resaltó su característica de un uniformado "del pueblo". Explicó que durante su mando tuvo que lidiar con muchos problemas.

Advirtió una "angurria de poder" dentro de la institución del orden, misma que no dañó personas. "Que depongan sus actitudes e interés personales, y prioricen el interés nacional", demandó.

Finalmente, el presidente Morales sugirió a los excomandantes convertirse en "amautas" de la institución. Admitió que es difícil para los jefes pasar del servicio activo a la reserva de la noche a la mañana, pero recalcó que eso es parte de los cambios que existen en la vida.



"Hay que seguir reduciendo la corrupción en la institución, una de las debilidades que tenemos todavía. Hay debilidades, hay problemas, pero por encima de eso, la participación en la lucha contra el narcotráfico, Bolivia es modelo", destacó el jefe de Estado.



 




En esta nota