BOLIVIA

Segundo aguinaldo: la COB no asiste a reunión y aún no hay plazo de pago


La dirigencia le pidió al Gobierno que suspenda la reunión convocada para este lunes. El ministro de Economía asegura que esto solo perjudica a los trabajadores


El encuentro debía realizarse esta mañana, pero no pudieron llegar todos los dirigentes de la clase obrera I Foto: Economía.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/12/2018

La reunión entre el Gobierno y la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) no pudo realizarse. El encuentro debía buscar consensos para la forma de pago del segundo aguinaldo, frente las propuestas del Ejecutivo y la posición del empresariado privado.

"Creemos que las condiciones de pago debemos definirlas para ver cuáles van a ser los mecanismos de pago y, lastimosamente, con esta nota de postergaciones, lo único que se hace es dilatar este tratamiento", dijo en conferencia de prensa el ministro de Economía, Mario Guillén.

Hace algunos días esa autoridad y la titular de Planificación, Mariana Prado, ya tuvieron un encuentro con los empresarios privados, misma que quedó en un cuarto intermedio. Existen tres alternativas para cumplir con este beneficio: establecer un tope salarial, el diferir hasta marzo su cancelación y que parte sea en especie.

Uno de los dirigentes de los trabajadores que llegó a la cita, Abel Aguilar, informó que existieron problemas de coordinación que impidieron el arribo de los otros representantes de la COB. Piden que el encuentro con los dos ministros sea el jueves.

"La predisposición al diálogo de parte de los ministerios de Economía y Planificación para generar consensos en el pago del segundo aguinaldo es evidente", enfatizó Guillén.

Se espera que en los próximos días se dirima la modalidad y los tiempos del pago para el beneficio, que llegará a trabajadores del sector público y privado del territorio nacional.

Dirigentes de la COB adelantaron que no aceptarán el pago de un porcentaje del segundo aguinaldo en productos nacionales, como se planteó en una reunión que sostuvieron el Gobierno y la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia.
 



 




En esta nota