LA PAZ

Tras 3 años y 11 meses el médico del caso Alexander dejará la prisión


Los miembros de la Sala Penal Tercera de La Paz dispusieron el arresto domiciliario para Jhiery Fernández. La filtración de un audio de la jueza que lo condenó permitió que su caso tuviera un giro 180 grados y este miércoles obtuviera su libertad condicional.

Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/10/2018

“Hoy es el día en que la justicia debe reivindicarse”, vaticinó Jhiery Fernández minutos antes de que se instalara su audiencia en la Sala Penal Tercera de La Paz, tres horas después este presagio se hizo realidad. El médico ha permanecido privado de libertad por casi cuatro años, acusado de un delito que –según él y el audio de la jueza que lo condenó– no cometió.

Su peregrinación en busca de justicia vio su epílogo el 17 de septiembre. Ese día el caso del bebé Alexander, al que supuestamente Jhiery violó, volvió a llenar los titulares de la prensa nacional y puso a la justicia de Bolivia en el ojo del mundo, no por su buen proceder sino por condenar a un inocente y esto fue gracias a la filtración de un audio.

En la grabación de aproximadamente 30 minutos, a la que tuvo acceso un periodista del diario Página Siete, se escucha a la jueza Patricia Pacajes revelar con lujo detalles cómo se urdió el caso desde que la médico forense Ángela Mora llamó a la prensa el 13 de noviembre de 2014 para informar que el pequeño Alexander, de ocho meses en ese entonces y que murió a causa de un paro cardiorespiratorio, fue abusado sexualmente por Jhiery porque, entre otras cosas, era “el único varón” que trabajaba atendiendo a los niños del Albergue Municipal del Bicentenario.

Pacajes, que reconoció que la voz del audio era suya, también reveló que ella no era la única que sabía que el médico era inocente. En una parte de la grabación se la oye decir: "Entonces investigan e investigan y la Fiscal de Distrito la Patricia Santos dice: 'Che, aquí no hay violación'. Para mí tampoco hay violación”.

Pero, ¿cómo se llega a ese extremo? La jueza lo explica en otra parte del audio. "Llaman al médico forense, con dos años de ejercicio, una chica muy simpática, la médica forense Ángela Mora, ella es la culpable de todo. Ella llega y dice: 'hay violación' y llama a la prensa: 'Este niño ha sido violado'. Emite el certificado forense diciendo que este niño ha sido violado. Y sabes ¿quién es Ángela Mora?: chica del Fiscal General del Estado. Y no tenía experiencia, tenía un año de experiencia".

Reserva levantada

Antes de que los miembros de la Sala Penal Tercera de La Paz, a las 16:34, instalaran la audiencia levantaron la reserva de la misma. Hasta entonces los medios de comunicación estaban impedidos de asistir porque el caso había sido declarado en reserva en noviembre de 2014.

Esta vez ingresaron los periodistas, incluso pudieron hacer transmisiones a través de las redes sociales. De este modo se pudo observar el ambiente tenso que primaba en la sala. Se escuchó cómo la defensa de Jhiery hacía un repaso de las reiteradas audiencias en las que solicitó la libertad para su defendido, de las pruebas que presentó, de las obstaculizaciones que encontró, entre otros.

También se permitió el ingreso de miembros del Colegio de Médicos, que a lo largo de estos tres años y 11 meses habían defendido la inocencia de su afiliado; de abogados; de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos; de algunos familiares; de amigos y del Servicio Departamental de Gestión (Sedeges) de la Gobernación de La Paz.

De rodillas

Poco después de las 18:00, cuando los juzgadores dispusieron un cuarto intermedio y cuando empezaba a circular de boca en boca que la libertad del médico hoy sí se haría realidad, Norma Sumi (madre de Jhiery) se puso de rodillas en el pasillo y empezó a orar.

Con el alma en vilo, entre sollozos y rezos, así esperó hasta las 19:35, tiempo en el que supo que su hijo cambiaría la cárcel por su casa. La justicia ordenó su arresto domiciliario.

El momento en que el médico abandona el juzgado:



 




Notas Relacionadas



En esta nota