BRÚJULA

El futuro, según Monteys


El historietista español, exestrella de la revista satírica El Jueves, sorprende a sus fans con ¡Universo!, una obra de ciencia ficción

Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/06/2018

Albert Monteys fue hasta 2014 uno de los historietistas estrella de la revista satírica española El Jueves. Ese año, Monteys y otros dibujantes renunciaron a la revista cuando les censuraron una portada que hacía alusión a la abdicación del entonces rey Juan Carlos. Fue un golpe bajo para todos sus seguidores (Monteys empezó en El Jueves en 1996). 

Todavía en ese 2014, Monteys recibió una invitación para publicar un cómic. De ese pedido nació ¡Universo!, una serie que lleva hasta el momento cinco capítulos de ciencia ficción pura y dura, que le da la vuelta a lo que estuvo haciendo el autor hasta que dejó El Jueves, donde tenía una tira cómica realista, con mucho de temática social y política.

Monteys publicó estos capítulos en la plataforma digital Panel Syndicate, en los que los interesados pueden descargarlo al precio que ellos quieran, incluso -ejem- gratis, y rápidamente se convirtieron en un éxito, a tal punto que el año pasado fue nominado a mejor cómic en formato digital en los prestigiosos premios Eisner. Este año, finalmente, los cinco capítulos fueron publicados en papel en un solo tomo por la editorial Astiberri. 

Sci-fi de la buena
En ¡Universo!, Monteys despliega toda su fascinación por la ciencia ficción, y las influencias van desde un obvio Philip K. Dick hasta otros gigantes del género, como Stanislaw Lem y Douglas Adams, y también la serie animada Futurama, de Matt Groening. 

Ya desde el primer capítulo Monteys deja ver la genialidad de su obra -no por nada algunos compararon sus trazos con el mismísimo Moebius-.
En la primera historia, un funcionario de una megacorporación es enviado al pasado, al big bang, con la misión de que inicie desde ahí un viaje hacia el futuro actual donde en cada era del mundo tendrá que dejar la marca de esta empresa visible en varios lugares. 

Androides producidos en masa que aman demasiado, expediciones para descubrir otros planetas, las búsquedas religiosas, todo esto forma parte de las historias que Monteys relata en los cinco capítulos, que cierra de manera magistral con Cristina del mañana, donde una empleada (que trabaja en la misma megacorporación del primer capítulo) sufre un accidente por el cual su vida se va adelantando a la de los demás. Primero un minuto, después año y medio. 

La espera del sexto número se ha alargado un poco, aunque Monteys lo promete este año. 



 




En esta nota