BRÚJULA

La vuelta de Aterciopelados



Escuchar el artículo Pausar Lectura

28/07/2018

Después de 10 años de ‘receso’ -lapso en el cual los integrantes de Aterciopelados se dedicaron a realizar proyectos solistas, así como un dvd “reluciente y rechinante” y un homenaje al divo de Juárez- la agrupación colombiana está de regreso. El nuevo proyecto de Aterciopelados se dio a conocer hace unas semanas con Play, una de cinco canciones producidas por el laureado músico argentino Cachorro López.

El sencillo mezcla géneros como el reggae y el pop, y cuenta con la colaboración de la artista chilena Ana Tijoux. Escrito por Echeverri en respuesta a la presión de adaptarse a un ambiente musical que vive de likes, su letra invita a reconectarse la música y gozar de su poder sanador. “Solo quiero que esta música te acaricie como el viento, te caliente como el sol y te sepa a melocotón”, entona su voz inigualable.

Sentimiento

Claroscura, remarcó Héctor Buitrago, compañero de Andrea en la banda, es un álbum sumamente femenino, hecho que se destaca con el tema Ay ombe, vamo a relajar el pony.

La letra de este vallenato con elementos de hip hop y rock, explicó el músico, compositor y activista, surgió por una situación en su círculo de amigos. Pero al sentarse a escribirla, vio que va más allá de lo personal, pues “la hipersexualización y el maltrato de la mujer se ve en todas partes: en el cine, en los medios, en la mayoría de géneros musicales…” “Gracias pero no quiero más tu amor disfuncional y bipolar”, canta Echeverri.

“Grita, pega y muerde fuera de control. Yo quiero paz intrafamiliar. En la fiscalía te voy a denunciar por animal”, añade. Luego, a mediados de la canción, entra la voz de Jorge Celedón, uno de los grandes exponentes del vallenato, quien interpretó un tema del mismo nombre. Él canta: “Te entrego tu libertad. Ay, no tengo oportunidad. Empeño aquí mi palabra ante el universo y la sociedad. Represa todo mi sed”. Claro, dijo Buitrago, “sabemos que también hay violencia hacia al hombre por parte de la mujer. Pero lo que la mujer vive es un fenómeno que se manifiesta por doquier.

Y creo que ellas han demostrado que no aguantarán más, que ya no hay vuelta atrás”. Aterciopelados, además, se esforzó por contrarrestar la discriminación de género en los escalones superiores de la industria. Por ello, el álbum fue masterizado por Emily Lazar, cuyo trabajo con artistas como Paul McCartney, Coldplay, Vampire Weekend y Madonna, entre otras estrellas, la ha llevado a ser nominada a los premios Grammy en tres ocasiones.