BRÚJULA

Música, educación y solidaridad


La experta nos explica la metodología de trabajo y el alcance que ha tenido el programa español VAS, que brindará capacitación a músicos de orquestas locales

El director de la Sinfónica Juvenil, Boris Vázquez, junto a Beatriz Pedro-Viejo, durante los ensayos previos al programa
Escuchar el artículo Pausar Lectura

14/07/2018

En el afán de seguir creciendo como institución y como un referente de la actividad artística en la región, la Orquesta Sinfónica Juvenil de Santa Cruz de la Sierra (OSJ) ha concretado un acuerdo con el programa español Vacaciones Artísticas Solidarias (VAS), que forma parte de la Red de Asociaciones Musicosociales de Iberoamérica (Redomi), organización que trabaja en la investigación, desarrollo y difusión de la práctica y la educación musical con fines sociales. 

La OSJ ha propiciado la llegada a la ciudad de un grupo de 10 profesionales músicos de orquesta, encabezados por Beatriz Pedro-Viejo, quienes capacitarán a los miembros de la sinfónica desde el 21 hasta el 27 de julio, día en el que brindarán un concierto en la Aecid, como resultado de la experiencia conjunta. 

 “Para nosotros es una oportunidad de lograr contactos con músicos de orquesta, pues la mayoría de la gente que hemos recibido para otros proyectos es solista. En este caso la relación es otra, sobre todo porque se trata de profesionales jóvenes (la mayoría de los expertos están trabajando en las mejores orquestas europeas, sus edades oscilan entre los 26 y 36 años). Así que podremos adquirir una experiencia muy valiosa con ellos”, señala el director de la OSJ, Boris Vásquez. 

La misión del VAS es apoyar la labor de las organizaciones que trabajan con música como herramienta de cambio social, dando visibilidad a cada proyecto, facilitando la creación de espacios de intercambio de experiencias y conocimiento, y fomentando el voluntariado especializado en estas organizaciones.

“Enseñamos de lo que sabemos, pero también queremos aprender de las tradiciones de Bolivia, saber de su cultura, así que los profesores van a ser los primeros en ser los beneficiados con este intercambio de saberes, porque también se trata de que nos enriquezcamos con la experiencia”, dice Beatriz Pedro Viejo. 

Experiencia

La española estudió música en el País Vasco, luego de que comenzó a trabajar con orquestas profesionales, obtuvo una beca de la Jonde para ir a Colombia, donde fue voluntaria de la Fundación Batuta, que trabaja con la música con objetivos sociales. Mientras estudiaba un posgrado en gestión cultural y cooperación internacional, en 2014 creó Redomi. 

“Con la colaboración de todos los miembros, VAS pretende fortalecer el sector músico social para extender una cultura de paz e integración en el mundo”, afirma Beatriz, quien añade que el programa viene trabajando con varios países de Latinoamérica y África entre ellos Kenia, donde se viene plasmando por segundo año consecutivo. 

Las actividades del VAS generalmente duran de dos a tres semanas e incluyen clases de los participantes a los jóvenes de la organización contraparte, talleres culturales, diseño y elaboración de instrumentos (especialmente de viento), visitas ecoturísticas y encuentros de intercambio con músicos locales. 

Este intercambio se ampliará con el trabajo que realizarán durante una semana en San José de Chiquitos, donde trabajarán de manera similar con la escuela de música local y también se presentará un concierto final.



 




En esta nota
OSJ