ENTREVISTA

Zeballos se desahogó por la forma de salir de Oriente


Habló de su debut “perfecto” con Royal Pari, siendo figura en el triunfo frente a Blooming (3-1). Recordó su salida del club albiverde a finales de 2018. “Lo que se dijo en Oriente por mi estado de forma fue estúpido”, dijo.


16 goles. Anotó en su primera etapa en Oriente en 2006. En su segunda, en el Clausura de 2018, marcó 11 tantos. Foto: Jorge Gutiérrez
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

31/07/2019

Pablo Zeballos está de vuelta en Bolivia y con goles. El lunes volvió a jugar tras siete meses de estar parado y fue en su nuevo club, Royal Pari. Su primer partido, como él dijo, fue un “debut perfecto”, pues anotó un gol y fue coautor del tercero en el triunfo frente a Blooming por 3-1.

El tanto lo gritó a todo pulmón, pues a sus 33 años y luego de su salida de Oriente Perolero, hace poco más de un semestre, demostró estar en buen nivel. El atacante paraguayo habló de todo, de su salida polémica de Oriente y de su llegada a Royal Pari, donde arrancó de la mejor manera.

Sensaciones. Fue un partido especial por cómo llegaba, sin haber podido debutar en la Sudamericana. Mi debut fue un encuentro perfecto.



Estado. No puedo calificarme en porcentaje cómo me encuentro, pues hay veces que uno corre poco y anota y es figura.

Poco a poco. Hay que ir paso a paso, soy consciente de que me falta mejorar. Hay que tomar en cuenta que fueron mis primeros 45 minutos en un partido oficial en siete meses. No me desespero, hay que ir avanzando con mucha tranquilidad.

Hincha. Estoy a muerte con el club que me contrata, siempre trato de darme íntegro. Ahora debo brindarme al todo con Royal Pari, que confió en mí para contratarme.

Objetivo. Apunto siempre a ser campeón. Tengo esa mentalidad ganadora desde siempre, pues así me lo inculcaron. Royal Pari es un club joven que en poco tiempo ha logrado ir a una Sudamericana. Da para soñar porque hay un buen equipo y tenemos los mismos derechos de todos para ser campeón.



Blooming. Siempre es motivante tener este tipo rivales al frente, pero más motivante para mí fue volver a jugar después de siete meses.

Parado. Salí de Oriente y no jugué durante siete meses. Me concentré en recuperarme de un esguince de tobillo crónico. Por ello cada que jugaba me dolía bastante.

Parte física. Antes de llegar a Royal Pari me entrené durante 60 días con un preparador físico personal. Lo que pasa que cada que jugaba se me hinchaban los tobillos.

Llegada. Antes de venir a Royal Pari hablé con el técnico Roberto Mosquera, y había planes con la Sudamericana, pero por algunos motivos no pude disputar ese torneo.

Sentir. Estar siete meses sin jugar fue una mezcla de todo. Por un lado, disfruté de mi familia, pero cuando llegaba los fines de semana me dolía no estar jugando.



Salida. Dolió la forma como me fui de Oriente Petrolero. La verdad que los últimos meses de 2018 fueron desgastantes para mí, pues al ser un referente terminé chocando con algunos dirigentes. No era la forma de salir, y por último entiendo si no estoy en los planes del técnico, y por ahí hasta fue bueno para mí la salida. Repito no estuve de acuerdo en la forma de irme.

Fuera de forma. Lo que se dijo en Oriente por mi estado de forma fue estúpido. No puede ser que se diga que no estoy bien físicamente luego de que estuve parado un mes por una lesión en el tobillo.



 




En esta nota