ENTREVISTA

Borja Juárez Serna: “Bolivia tiene potencial para el ingreso de nuevos competidores”


Entrevista. El country manager de Ontier piensa que si se promueve la inversión, hay sectores que pueden repuntar sus negocios, ya que hay cabida para más competidores

Estamos trabajando en un proyecto de ley de protección de datos para el país”
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/06/2018

La abogacía innova y levanta la mirada hacia los jóvenes. Con 31 años y un extenso currículum, Borja Juárez Serna dirige las operaciones de la firma internacional de asuntos jurídicos Ontier en Bolivia, plaza que se le designó después de ser seleccionado entre 1.500 profesionales  para desarrollar labores comerciales, de gestión, de expansión internacional y de transmisión de la marca. Promueve la entrada de corporaciones internacionales en el país y trabaja en otros asuntos. Entre ellos un nuevo proyecto de ley de protección de datos. 

La española Ontier cumple un año de operaciones en Bolivia, ¿cuál es su lectura con respecto a la situación y preocupaciones de las empresas?

El capital internacional tiene temor de ingresar en Bolivia por temas de seguridad jurídica, les cuesta venir ya que consideran que el Órgano Ejecutivo no es amigable con la inversión extranjera. Entendemos que todo país debe proteger sus sectores, pero debe haber equilibrio, ya que estas inversiones llegan a áreas donde el país no tiene el conocimiento y el know how; por ejemplo, en aquellas relacionadas con infraestructuras y energías renovables donde hay necesidad de proyectos. En el panorama local preocupa la incertidumbre económica. 

¿Qué sectores son los que más demandan los servicios de Ontier y qué asesoría especializada requieren?

Asistimos a empresas de diferentes sectores: agro, ganadería, turismo, inmobiliario, hotelería, industria, obras civiles e incluso productoras audiovisuales. Contamos con un portafolio cercano a los 50 clientes, la mitad de ellos extranjeros. Consideramos que la diversificación es buena. Nuestra fortaleza se enfoca en el derecho comercial, contratos, temas de propiedad intelectual, procesos y derecho civil, pero también sabemos que las empresas requieren un asesoramiento global, en el ámbito laboral o tributario.

Los sectores ven que al cambiar un mercado cambian también las preocupaciones, ¿qué plantea Ontier en este aspecto?

El componente internacional nos ayuda a servirnos de otros modelos jurídicos que no han llegado a aplicarse en Bolivia como protección de datos, energías renovables o defensa del consumidor. Tenemos la garantía de saber cómo se han resuelto esas dudas y aprovechamos esa red que tenemos en los 15 países en los que operamos. Esa es una ventaja competitiva. 

Los mercados evolucionan y exigen que los actores de nuestro sector funcionen como empresas y no como despachos. Los clientes globales y locales necesitan inmediatez, cercanía, respuestas eficientes y otras competencias que no se demandaban y que ahora Bolivia empezará a demandarlas, no sabemos cuánto tardarán, pero van a llegar y nosotros ya estamos posicionados.

La seguridad digital y la tecnología empiezan a ser una preocupación en Bolivia...

Aquí no hay una ley de protección de datos y ciberseguridad como la hay en Perú o Chile. Tenemos una iniciativa con otros dos despachos para presentar un borrador de una ley para Bolivia, pero antes buscamos posicionarnos. Esta es una ley que hace falta y trabajamos en ello. No puedo adelantar más.

¿Cuál fue el atractivo que encontró Ontier en Bolivia y qué porcentaje de los negocios representa?

Bolivia es un sitio estratégico y confiamos en el potencial que tiene, solo que faltan algunos detonantes para llegar a él. Perú, por ejemplo, en décadas pasadas no era tan distinto a Bolivia y creemos que ambos pueden estar al mismo nivel de crecimiento de inversiones. El futuro lo vemos con esperanza si la situación económica es estable. Cuando ingresamos a Bolivia, notamos la incertidumbre política y recién desde abril de este año empezamos a superar nuestras expectativas. Cuando acabe el año en ejercicio podremos lanzar cifras, según la dinámica pretendemos duplicar nuestra facturación.

¿A qué se refiere cuando dice que a Bolivia le faltan algunos detonantes para llegar a su potencial?

Al tener contacto con instituciones que manejan información cuantitativa conocemos que hay un estancamiento en algunos sectores. Esto sumado a la incertidumbre sobre las divisas y otros temas como la ley de empresas sociales hacen notar la incertidumbre.

Sin embargo, si se facilita la inversión todos los sectores de Bolivia se pueden desarrollar y habrá oportunidades para emprendedores, también hay sectores que todavía no tienen todos los competidores que pueden caber en el mercado: energías renovables, infraestructura, tecnología y farmacéutica.

¿Qué otros planes tiene Ontier en Bolivia?

Nosotros buscamos darles ventajas a nuestros clientes como en otros países con nuestro modelo de atención y esto se fortalece con los socios locales de nuestro despacho, como Mauricio Saldaña, Efraín Suárez y Hans Voss, quienes conocen el mercado boliviano. Por otro lado, para este año queremos introducir un foro iberoamericano empresarial y eventos de difusión de oportunidades que se hacen en países con los que España tiene relación. Buscamos que los empresarios españoles conozcan las perspectivas de negocios que hay aquí.

Perfil

Especialista en negocios internacionales. Estudió Derecho y Administración Pública en la Universidad Autónoma de Madrid. Es máster en internacionalización de empresas. Llevó sus conocimientos a países como Colombia, donde asesoraba a compañías desde la Oficina     Económica de la Embajada de España en Bogotá. Desde 2017 dirige las operaciones de Ontier en Bolivia.



 




En esta nota