Dinero

Empresas de EEUU encuentran forma de burlar veto a Huawei


Compañías tecnológicas estadounidenses han retomado la venta de ciertos productos a Huawei tras concluir que hay formas legales de trabajar con el gigante chino 


Micron Technology , el mayor fabricante estadounidense de chips de memoria para computadores, retomó sus relaciones con la marca china
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/06/2019

Compañías tecnológicas estadounidenses han retomado la venta de ciertos productos a Huawei Technologies tras concluir que hay formas legales de trabajar con el gigante chino de las telecomunicaciones pese a su inclusión en una lista negra por parte del gobierno de Donald Trump, reportaron varios medios internacionales.

Micron Technology, el mayor fabricante estadounidense de chips de memoria para computadores, anunció este martes que comenzó a enviar algunos componentes a Huawei después de que sus abogados estudiaran las restricciones a las exportaciones.

En tanto, Intel, el mayor fabricante de microprocesadores, también reanudó las ventas a Huawei, según una persona cercana al tema. No está claro cuántos otros proveedores han llegado a la misma conclusión.



El Departamento de Comercio de EEUU sumó el mes pasado a Huawei a su denominada lista de entidades, una medida orientada a impedir que la empresa china compre componentes y software estadounidenses.

El gobierno de Trump afirma que Huawei ayuda a espiar a Pekín y representa una amenaza para la seguridad. La empresa niega las acusaciones. Funcionarios del departamento y la Casa Blanca están molestos por la reanudación de los despachos a Huawei, según otra persona familiarizada con el asunto. La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Los fabricantes de chips aprovechan ciertas excepciones a las restricciones contra las exportaciones. De acuerdo con el analista de Cross Research Steven Fox, a través de la propiedad de filiales y operaciones en el extranjero, las compañías pueden clasificar su tecnología como extranjera, aunque tengan su sede en EEUU.

Si menos del 25% de la tecnología de un chip tiene origen estadounidense, por ejemplo, es posible que no sea parte de la prohibición en virtud de las normas actuales.



"Les tomó semanas darse cuenta de esto", comentó Fox. "Lo que hicieron fue analizar las leyes y las normas y aplicarlas a sus negocios", dijo.

Micron tiene operaciones en todo el mundo, algunas incorporadas a través de adquisiciones, y posee plantas en Singapur, Japón y Taiwán. Intel tiene fábricas en China e Irlanda y un importante centro de diseño y producción en Israel.

La compañía declinó comentar. Firmas como Micron e Intel pueden retomar legalmente algunos envíos a Huawei bajo lo que se conoce como regla de minimis, explicó Kevin Wolf, exdirector de la sección de control de exportaciones del Departamento de Comercio.

"Los commodities fabricados en el extranjero a partir de tecnología de origen estadounidense solo están sujetos a prohibiciones por la lista de entidades si la tecnología y los commodities son elementos sensibles controlados por razones de ’seguridad nacional’", detalló Wolf.

"Pero un producto fabricado en el extranjero a partir de tecnología menos sensible de origen estadounidense no está sujeto a prohibiciones por la lista de entidades", señlaó el experto. 



El umbral de minimis es de 25%, según el Departamento de Comercio.

 



 




En esta nota