DINERO

Farmacorp abre su local 103; está en todo el país


Expansión. La firma inauguró su primera sucursal en Potosí; amplió también sus programas de responsabilidad social

Nuevo. El espacio cuenta con los estándares de calidad de otras sucursales del país. Invirtieron más de $us 300.000
Escuchar el artículo Pausar Lectura

26/06/2018

Aquella botica fundada en 1937 por Oswaldo Gutiérrez en una de las calles centrales de la capital cruceña, hoy con el nombre de Farmacorp, se introduce en el mercado de Potosí con la apertura de su primera sucursal, acción que también significa la integración de su negocio a escala nacional. El nuevo local es el número 103 de la empresa familiar boliviana.

Con una inversión que supera los $us 300.000 y genera más de 10 empleos directos, la directora de ventas, Andrea Landívar, aseguró que esta no será la única inversión en la Villa Imperial y que, al igual que en otros departamentos, también se apunta a llegar a ciudades intermedias. Además, los ejecutivos de la empresa estudian expandir la marca a mercados del extranjero.

El nuevo espacio de Farmacorp se abastece de los centros logísticos que operan desde el eje central y cumple con los estándares de las otras sucursales que operan en el país; es decir, con los mismos servicios, precios y productos, según explicó la directora de la cadena de abastecimiento, Ximena Parada.

No son solo medicamentos

La directora de Comunicación y Responsabilidad Social Empresarial, Sissi Áñez, expone los servicios de la cadena de farmacias que se extienden a otras áreas que buscan mantener la esencia familiar de la marca y el compromiso con la salud de los bolivianos.

Uno de estos programas es Farmacorp es garantía, el cual busca comunicar y educar sobre los perjuicios que genera la compra y venta de productos de contrabando. El director de Marketing, Gabriel Crespo, sostuvo también que no solo se trata de dispensar medicamentos de forma legal, ya que este programa también expone la necesidad de cumplir con la correcta manipulación y distribución de los mismos.

Otro programa es Farmaclub, el cual cuenta con más de un millón de adeptos, según Crespo. Si bien este servicio tiene la intención de fidelizar al cliente, también está comprometido con Unicef, ya que está asociado con el programa Primero la niñez, que beneficia a los niños y niñas del país con programas de inclusión y no violencia con cada adquisición de productos.

A esto se suma la plataforma Sana Semana, enfocada en personas con afecciones crónicas, a quienes les otorga un descuento de por vida durante una semana al mes para adquirir sus medicamentos en la cadena farmacéutica. Por último, el programa Sí quiero da la posibilidad de donar los centavos del cambio de las compras a centros de ayuda que trabajan con población vulnerable.

Detalles

Contra el contrabando y a favor de los precios justos
La empresa farmacéutica dispensa productos de proveedores legalmente establecidos y trabaja con los mismos precios en todas sus sucursales. En este último caso busca frenar la especulación que hay en el mercado.

No solo invierte en temas de infraestructura
Son 1.600 funcionarios los que emplea Farmacorp, a quienes entrena en un centro privado de capacitación y buenas prácticas farmacéuticas.



 




En esta nota