DINERO

Golosinas son sensación e industrias exploran ingreso al mercado guaraní


La barra de cereal rellena con chocolate X-6 de Watt’s Casal y los queques marmolados y galletas wafer de La Suprema y Agua Clara conquistan paladares de consumidores paraguayos. Las empresas Itacamba Cemento, Fancesa, Bodegas Landsuá y Chriss Fried Chicken exploran mercado

Alimentos exitosos. Las barras energéticas conquistaron a los consumidores paraguayos. Caramelos Watt’s está presente en el vecino país desde 2013
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/05/2018

Las industrias de capitales bolivianos fábrica de mermeladas y caramelos Watt’s Casal Ltda. y Molino Andino están presentes en el mercado de Paraguay de la mano de Wishimpex S.A, empresa que distribuye golosinas, chocolates, galletas, helados, energizantes y alimentos en el país guaraní.

A decir de la responsable del departamento comercial y marketing de Wishimpex, Norma Santander, la oferta de las industrias bolivianas  goza de alta reputación por su calidad. No obstante, dijo que posicionar las golosinas con el sello hecho en Bolivia demandó mucho trabajo de marketing  porque se tuvo que cambiar la mentalidad de los consumidores que tienen arraigadas marcas tradicionales de Argentina y Brasil. 
Dio cuenta de que la barra de cereal rellena con chocolate X-6 producida por la fábrica de mermeladas y caramelos Watt’s Casal es una sensación en ese mercado.  La línea de chicles Lubagoma y Wishi Gomabum completan la oferta de la compañía nacional. 

Los queques marmolados de La Suprema y las galletas wafer de Agua Clara S.A, ambas empresas de Molino Andino, según Santander, también concentran alta predilección comercial. La oferta de queques y golosinas es requerida para meriendas en escuelas, en cotillones, puntos mayoristas, tiendas de barrio y supermercados.  

Wishimpex importa  productos de Watt’s Casal Ltda y Molino Andino por un valor mensual que ronda los $us 100.000. La oferta boliviana compite con industrias de Argentina, Brasil y China. 

Perspectivas de negocio 

Desde Watt’s Casal, su gerente de Comercio Exterior, Juan Antonio Casal, indicó que en 2008 de la mano de Abalay Suisse Company ingresaron sus productos a Paraguay y desde 2013, hasta hoy, lo hacen a través de su socio Wishimpex. 

Desde 2015, coincidiendo con la inauguración de nueva planta de Chocolates X-6, según Casal,  las exportaciones a Paraguay han crecido en dos dígitos cada año. Cerró 2017 con exportaciones por valor de $us 250.000 y este año proyecta no menos de $us 400.000. 

Casal aseguró que la participación en el mercado en golosinas, es baja por la infinidad de fábricas brasileñas y argentinas presentes en Paraguay. No obstante, aclaró que en barras de cereal con chocolate alcanzan un 30% del mercado en apenas tres años. “Estamos considerando seriamente instalar una pequeña línea de producción de barras de cereal con chocolate en la Zona Franca de Ciudad del Este. 

“El Gobierno paraguayo exonera de todos los impuestos (incluyendo aduaneros) para la importación de bienes de capital (maquinaria para producción). Además, la cercanía con Brasil nos permitiría atender a nuestros actuales clientes de manera más eficiente en tiempo y costos”, dijo. 

Industrias cementeras 

Otro sector que aprovecha las ventajas del vecino país es el cementero. Itacamba Cemento S.A., según la gerencia comercial, después de superar rigurosos procesos de auditoría en Argentina y Paraguay se alista para exportar. En 2017 Itacamba envió 4.000 toneladas de cemento a Argentina y 158.000  toneladas de clinker a Paraguay. 

Luego de una exhaustiva auditoría del Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología de Paraguay (INTN) la cementera cruceña obtuvo la certificación de producto para ese país, de acuerdo con la norma 17 044 80. “No solo alcanzamos los requerimientos exigidos en cuanto a características físicas, químicas y mecánicas, sino que también los superamos. Con esta certificación, estamos en condiciones de vender a quien tenga interés de comprar cemento Camba en Paraguay”, dijo. 

La fábrica de cemento Fancesa de Sucre está en etapa de estudio y valoración con respecto a la exportación del cemento a Paraguay sin definir aún volúmenes, precios y tiempos. Cree que el vecino país es una ‘meta’ a mediano plazo. 

Fancesa trabaja en la identificación plena del mercado paraguayo. En el tercer trimestre de 2019 comenzará a operar la nueva línea de producción que facilitará la incursión en ese mercado. La calidad del cemento cuenta con certificaciones americana y europea.

La Bodegas Landsuá, distante 110 km de la capital de Santa Cruz, sobre la Ruta 7 antes de llegar a Samaipata, perfila expandirse en los próximos meses a La Paz y Cochabamba, en el país, y mantiene contacto con empresas interesadas en distribuir las líneas de vinos que incluyen en su portafolio, tanto en Paraguay como en la costa este de EEUU. Evalúa la inversión a realizar y proyecta la incursión a estos dos últimos mercados con la línea Parras del Fuerte (vinos varietales), Castilla (vinos assamblage o blends) y posteriormente, llevará la gama de vinos Reserva.

Chriss Fried Chicken tiene planificado desembarcar el primer semestre de 2019 en Asunción. El modelo de expansión será bajo la modalidad de franquicia. El inversor será un franquiciado que llevará el peso de la inversión y Chriss Fried Chicken pasará el know-how. 

Otros detalles 

1.- Capacidad instalada. La Bodega Landsuá produce 200.000 litros o 265.000 botellas, pero la infraestructura está construida para 400.000 litros o 530.000 botellas anuales. Lanzará en agosto la línea de Vinos Reserva, después de 12 meses en barricas de roble francés y americano y seis meses en crianza de botella en las variedades Tannat, Shiraz, Cabernet Sauvignon. 

2.- Productos clásicos. Chriss Fried Chicken apostará por su receta sabor broasted para incursionar a Asunción,haciendo énfasis en sus productos clásicos cuarto de pollo broasted y las Pipok's Chriss, este último orientado a los niños.  

3.- Competitividad. Las golosinas de origen nacional compiten en el mercado de Paraguay con la producción de las industrias de Argentina, Brasil y China. 



 




En esta nota