DINERO

La protección de datos exige nueva profesión


Aparición. El trabajo de delegado de protección de datos salta a la palestra al ser exigido por una norma de la Unión Europea

Demanda. Una vez la norma entre en vigencia para este 2018 se requerirán unos 75.000 DPD solo en Europa
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/05/2018

El escándalo de Cambridge Analytica, la firma que se vio envuelta en un problema por  filtrar datos de los usuarios de Facebook, arroja una nueva consecuencia. Desde el 25 de mayo, una nueva normativa europea pretende resolver el asunto legal del tratamiento de los datos personales que las corporaciones usan y portan de sus usuarios con el  Reglamento General de Protección de Datos aprobado por el Parlamento Europeo.

Esta medida descubre un nuevo perfil profesional en el mercado empresarial, que no pasa desapercibido por las  compañías internacionales, según los reportes de especialistas en temas de seguridad. Se trata del delegado de protección de datos (DPD o DPO, por sus siglas en inglés).
De acuerdo con la nueva ley: “Todo tratamiento de datos personales debe ser lícito y leal”, por lo que deben existir garantías de seguridad y confidencialidad adecuadas para quienes guarden referencias personales en alguna entidad.

Por lo tanto, la importancia de los datos, su custodia y los riesgos que suponen su pérdida o robo conllevó a la creación de este campo, que es uno de los perfiles profesionales más solicitados, según firmas empleadoras y reclutadoras de capital humano.

Dentro de su perfil, el DPD debe conocer el Derecho Digital, que será la base para custodiar el procedimiento que siguen las empresas para el control de datos de sus clientes. Los interesados deben especializarse con un curso mínimo de 180 horas que dicta la UE.

El abogado especialista en esta área, Borja Adsuara, sostiene que un DPD debe conocer el negocio, ya que si no lo controla, “puede llegar incluso a bloquearlo” y debe ejercer un papel de ‘mediador’ entre los clientes y las empresas.

Asimismo, debe conocer el funcionamiento de la tecnología y sus fundamentos. Según las tendencias, las prácticas de los tratamientos de datos son digitales, por lo que es necesario entender aspectos técnicos de cuestiones como el Big Data o algoritmos relacionados con el tema.
Empresas que manejan aplicaciones móviles y trabajan con perfiles de usuarios, centros de estudios, centros de salud y toda institución que tenga en registros de sus clientes o afiliados debe contar con un DPD, de acuerdo con la nueva norma.

Contexto nacional

“Bolivia abraza una tendencia una vez aparece la necesidad y a escala regional estamos muy atrasados en temas de protección de datos”, señala el especialista en seguridad cibernética Willians Duabyakosky, quien agrega que son pocas las compañías que trabajan con metodologías y estándares internacionales y que el DPD es una profesión riesgosa y cara de pagar.

En el sector público, la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de la Información y Comunicación (Agetic) es quien se encarga de abordar temas de seguridad; sin embargo, algunas instituciones sufrieron ataques en los últimos meses, entre ellas la Aduana Nacional de Bolivia.



 




En esta nota