ENTREVISTA

Masahiro Inoe:“Nuestra filosofía es brindar atención personalizada al cliente”


Masahiro Inoe es el encargado de Toyota para América Latina desde hace cuatro años. El ejecutivo japonés es amigo del CEO de Toyosa Erick Saavedra desde hace un par de años. Entabló esa relación cuando el directivo nacional fue embajador de Bolivia en la tierra del sol naciente.


“Como empresa tenemos la obligación de atender todos los requerimientos de los consumidores”, manifestó Inoe
Escuchar el artículo Pausar Lectura

07/08/2018

 ¿Qué importancia tiene América Latina para Toyota?

Toyota tiene una larga trayectoria en el mercado de América Latina. Debido a la economía de la región no registramos tantas ventas como en los mercados de Estados Unidos, China o Japón. En números per sé tal vez no es tan importante, pero para nosotros, que tenemos la filosofía de que hay que atender a cada cliente donde este se encuentre, es fundamental. Desde esa perspectiva, América Latina es muy importante para Toyota. Ese pensamiento es lo que nos ha hecho crecer por tanto tiempo en la región.

La camioneta Hilux cumplió cinco décadas este año, ¿cuántas unidades del motorizado han vendido durante ese tiempo en la región?

No tengo ese número en estos momentos, pero puedo decir que hace dos años produjimos dos millones de vehículos en Argentina, de los cuales buena parte fueron la camioneta Hilux. El año pasado, vendimos 490.000 vehículos en la región y de esa cantidad 138.000 fueron Hilux.

¿Cuáles son los vehículos de Toyota más requeridos en América Latina?

Nuestros vehículos más requeridos por los consumidores en América Latina son el automóvil Corolla, la camioneta Hilux y la vagoneta Fortuner.

En el contexto de América Latina, ¿Bolivia qué representa para Toyota?

Toyota está en Bolivia hace más de 35 años. El mercado boliviano representa alrededor de 4.000 unidades al año, de las 400.000 que comercializamos en América Latina. Sin embargo, consideramos que Bolivia tiene un gran potencial. La población del país está aumentando, es grande y el país tiene muchos recursos naturales para seguir creciendo. Esperamos seguir siendo parte de esa evolución y aprovechar el desarrollo. Para esta gestión, estimamos vender 5.000 unidades en Bolivia. Nuestra tarjeta de presentación es la camioneta Hilux, la cual estamos seguros que seguirá siendo uno de nuestros vehículos más vendidos.

Toyota tiene una fuerte presencia en Bolivia, ¿cuáles son las claves de ese liderazgo?

Los vehículos Toyota son de calidad y para nosotros es muy importante atender a los clientes de forma individual. Básicamente esos dos puntos son la razón que ha hecho que nuestros vehículos sean muy bien recibidos por la sociedad de América Latina y por ende de la boliviana. Nosotros, como empresa, tenemos la obligación de atender todos los requerimientos que demanden los consumidores y más allá de eso, sobrepasar las expectativas que ellos tengan.

¿Planean realizar nuevas inversiones en la región en el mediano plazo?

Evidentemente. Nos gustaría crecer más, pero no tenemos planeada una inversión importante en estos momentos. Las inversiones son constantes en nuestras plantas en Argentina y Brasil, que producen alrededor de 390.000 vehículos al año. En Argentina, fabricamos la camioneta Hilux y la vagoneta Fortuner.