ENTREVISTA

Roberto Ewel: “Se nota una efervescencia en el mundo de los seguros en el país”


Desafío. Gracias a sus más de 25 años de experiencia en el sector de seguros, el ejecutivo nacional fue elegido para liderar las operaciones de la reaseguradora Somus Reinsurance & Wholesale en Bolivia


Foto: Rolando Villegas
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/04/2019

Aunque su ingreso al sector asegurador se produjo casi por casualidad, luego de que un amigo lo invitara a realizar un análisis de riesgo para industrias, Roberto Ewel considera a los seguros su pasión.

Su capacidad le ha permitido desarrollar una carrera de más de 25 años en empresas privadas y públicas en el país y en el exterior. Esa trayectoria pesó a la hora de su elección como el country manager de la reaseguradora Somus Reinsurance & Wholesale en Bolivia. La consultora, que tiene 13 oficinas en cinco países (Brasil, Ecuador, México, Paraguay y Uruguay) de la región, abrirá próximamente una en Bolivia, debido al potencial que identificó en el mercado nacional.

—¿Cuál es el negocio de Somus Reinsurance & Wholesale?



Somus es un broker de reaseguros y además realiza la distribución de seguros a través de un modelo que se llama ‘all save’. Somos concentradores de productores de seguros y le damos todo el ‘back office’ de apoyo. Esa función la realizamos únicamente en Brasil. En Bolivia, la normativa nos obliga a ser distribuidores de seguros o distribuidores de reaseguros, no podemos ser ambas cosas. Por eso es que solo vamos a trabajar como broker de reaseguro.

— ¿Cómo se produce el arribo de la firma a Bolivia?

Operamos en el país desde hace varios años. Hasta ahora lo hacíamos desde Ecuador, pero próximamente vamos a tener oficinas propias en Bolivia.

—¿Qué los motivó a instalarse físicamente en el país?



Dentro de nuestro plan de expansión teníamos previsto tener oficinas propias en el país, ya que observamos el crecimiento de Bolivia. Su modelo económico es interesante, debido a que ha generado inversiones públicas y privadas.

En ese contexto, hemos notado que existe una necesidad de apoyo de reaseguro para todas esas nuevas inversiones que están ocurriendo en el país. Creemos que tenemos el modelo adecuado para poder acercar la oferta y la demanda de manera adecuada y concretar negocios óptimos para todas las partes involucradas.

En el mercado existen muchos brokers de reaseguro que atienden al mercado nacional desde el exterior, pero creemos que atenderlo desde el exterior, visitándolo dos o tres veces al año, es una buena manera de hacerlo, pero la mejor manera es tener una oficina en el país, conociendo la idiosincrasia, el manejo de todo el mercado. Nuestra oficina estará en Santa Cruz, ya que vemos que existe mayor movimiento económico y mayor cantidad de inversión. No descartamos abrir en un futuro una sucursal en La Paz. Cumpliremos con un plan de inversiones regulado por el mercado. Para montar nuestra oficina y realizar una serie de trámites estamos destinando $us 50.000.

—¿Cómo se produce su contratación como country manager de Somus en Bolivia?

Era gente que yo ya conocía. Había tenido alguna relación laboral, debido al contacto que tenían con las anteriores empresas donde trabajé. De esa forma, me invitaron a desarrollar el proyecto en Bolivia.



El desafío es muy grande, ya que se nota una efervescencia interesante en el mundo de los seguros en el país. Recientemente leí una nota del presidente de la Asociación Boliviana de Aseguradores que señala que en los últimos 10 años el mercado de seguros se ha duplicado. En estos últimos años además se aprecia mucha inversión estatal y privada. Algunos ejemplos de esas inversiones son las plantas de urea y litio, y los ingenios sucroalcoholeros.

Toda esa dinámica implica inversiones muy grandes que hay que protegerlas. De hecho, todas tienen seguros. Además, se prevén inversiones importantes en puertos. Todos esos proyectos requieren un respaldo y el mercado está reaccionando, ya que en los últimos años hemos visto la creación de nuevas compañías de seguros, como las dos estatales (UNIvida y UNIbienes), porque es necesario proteger todas las inversiones estatales. Pero el mercado privado también está creciendo en compañías, un ejemplo de ellos es Crediseguro, la firma del Banco de Crédito BCP. Existe mucho movimiento porque existe una necesidad. En ese contexto, creemos que podemos ser una solución.

—¿Cuáles son sus perspectivas para su primer año de operaciones en el país?

Está semana llega el presidente de Somus Ecuador, que es de quien dependemos en Bolivia. Llega para conocer un poco más el mercado, vamos a visitar a las compañías de seguros para tratar de lograr su aceptación. Además, queremos fortalecer las cuentas que tenemos en el país. Además, esperamos poder asegurar otras cuentas en el segundo semestre.

—¿Cómo cree que se comportará el mercado de seguros en el país en lo que resta de 2019?

Considero que seguirá en alza, ya que se vislumbran nuevas inversiones. Mientras sigamos creciendo como país será necesario el seguro. A Henry Ford cuando le preguntaron cómo EEUU había logrado su crecimiento a principios del Siglo XX, él contesto que fue gracias al seguro, que es el mecanismo que garantiza la seguridad de los inversores. Todas las personas necesitan un seguro para proteger sus inversiones.

—¿Cuál es su apreciación de la cultura de las personas con respecto a los seguros?

Todavía la penetración es un poco baja, ya que creo que solo es el 1,5% del PIB que se invierte en seguros. Considero que se empiezan a notar cosas interesantes. El SOAT ha ayudado, y seguros como el establecido para los trabajadores de la construcción son importantes. Esas acciones generan conciencia en lo usuarios.

Perfil

Ingeniero industrial de profesión, Roberto Ewel tiene más de 25 años de experiencia en el sector asegurador. Comenzó su carrera en la extinta empresa Unicruz. Luego se desempeñó en la firma española Mapfre. Esto le permitió salir al exterior y trabajar en Guatemala. Al volver al país trabajo en Latina Seguros y UNIvida.



 




En esta nota