DESFALCO

Cotas pagó Bs 29,2 millones a Media Market, empresa que se creó con Bs 200.000


Media Market SRL, fue una de las principales proveedoras del programa Cotas en Cuotas. Un detenido acusó al extitular de la cooperativa, Iván Uribe, de favorecer su contratación, él niega la denuncia


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/03/2019

En tres años Media Market SRL pasó de ser una empresa con un capital social de Bs 200.000- según datos confirmados de Fundempresa- a convertirse en la mayor proveedora de equipos electrónicos del programa Cotas en Cuotas, en el que según documentación a la que accedió EL DEBER, recibió Bs 29,2 millones de la Cooperativa de Telecomunicaciones Santa Cruz (Cotas). Hasta aquí todo parecería estar bien, y en términos empresariales sería un caso de crecimiento exponencial, para una compañía que comenzó a operar con poco capital. Pero su nombre es vinculado al escándalo por el desfalco de $us 7,7 millones que efectuaron exfuncionarios de la cooperativa, a través del programa mencionado. Cabe recodar que el plan Cotas en Cuotas -suspendido al detectarse el hecho-, permitía a los socios de la telefónica adquirir equipos a crédito, a un plazo de 24 meses, con pequeñas tarifas anexadas a sus facturas.

Para obtener este beneficio, los socios tenían que llenar una solicitud. Empero, los exfuncionarios involucrados falsificaban estas solicitudes para reclamar los equipos electrónicos.

Luego, la cooperativa pagaba a los proveedores por los equipos, que no llegaban a los socios, y que, según la Policía, se comercializaban en el ‘mercado negro’.



Por el caso, existen siete implicados, entre los que figura el expresidente de la cooperativa, Iván Uribe, que tiene arresto domiciliario, cuatro exfuncionarios con detención preventiva en el penal de Palmasola y una funcionaria que goza de la misma medida sustitutiva que el extitular de la telefónica. Además del representante legal y propietario de Media Market SRL, Widen V.P., que hasta el cierre de esta edición fue declarado prófugo por la Policía.

Nexo con Cotas

Pero, ¿por qué se investiga a Media Market?, y ¿cuál es su relación con Cotas?, las respuestas a estas interrogantes están en la declaración que dio Hubert Gil, exdirector de Marketing de la cooperativa a la que accedió EL DEBER y uno de los principales acusados en esta millonaria estafa.

El imputado afirma que fue el expresidente Iván Uribe, el que recomendó la contratación de esta empresa, con un capital menor a los $us 30.000, como proveedor de una institución con un patrimonio de $us 387,9 millones.



“Quien recomienda (a Media Market) es el presidente Iván Uribe, nosotros a la cabeza del gerente comercial, hacemos una presentación para justificar el contrato ante el Consejo de Administración, donde mi persona solo acompañaba como apoyo y el que disertaba era el gerente comercial. Todo lo hicimos por recomendación, como indiqué, del presidente y solo era para cumplir. Todo está registrado en las resoluciones, y recuerdo que Media Market ingresa como proveedor para Cotas”, reveló Gil, ante la comisión de fiscales que investiga el caso.

Otro dato revelador lanzado, por el que, hasta ahora, es uno de los principales acusados y que fue divulgado en la red Gigavisión, fue que la empresa no cumplió con los requisitos comerciales para ser proveedor de Cotas.

Sin embargo, Uribe refutó las afirmaciones de Gil. Su postura sobre el caso quedó plasmada, en sus declaraciones al Ministerio Público. El extitular de Cotas sostuvo que lo expresado por el exejecutivo es “totalmente falso”.

“Yo no tengo la atribución ni la competencia para recomendar o contratar ninguna empresa. El que aprueba es el pleno del Consejo de Administración, por lo que la declaración del señor Gil es totalmente falsa y maliciosa”, se lee en la declaración de Uribe, en la que instó a Gil a demostrar su participación “en cualquier contratación de Cotas”.

Si bien Uribe negó cualquier mediación para que se contrate a Media Market, admitió que tuvo contacto frecuente con Widen V.P., propietario y representante legal de esa compañía, debido a la relación contractual, por ser uno de los proveedores de Cotas.



“No tengo ninguna relación comercial, ni de ninguna índole con el señor Widen V. o la empresa Media Market, la relación ha sido de amistad y de apoyo como con muchas otras empresas”, dijo Uribe al Ministerio Público.

Se consultó a Cotas, sobre qué parámetros se usaron para firmar un contrato con esta empresa.

La respuesta desde la cooperativa, fue que “la empresa Media Market fue seleccionada como una de las proveedoras de equipos para el programa Cotas en Cuotas, cumpliendo los procedimientos y protocolos que la cooperativa tiene establecidos para la calificación de proveedores”.

Según Cotas, la firma acreditó la representación legal para la venta de conocidas marcas de equipos eléctricos. “Asimismo, presentó una propuesta comercialmente competitiva y atractiva para la provisión de equipos al programa. Bajo esos criterios se incorporó al programa”.

Pero de acuerdo con la auditoría que presentó Cotas a la Policía, y que fue la que aclaró la millonaria estafa, por la solicitudes ficticias que hicieron los involucrados en el caso, se realizaron pagos en demasía por Bs 53,9 millones ($us 7,7 millones). De esa cantidad, Bs 29,2 millones ($us 4,2 millones) fueron para Media Market. El resto, Bs 24,7 millones, se entregó a la importadora Daher.

Incluso, Cotas solicitó que se incluya a Media Market en el proceso penal por el desfalco.

Denuncia persecución

En la víspera, Néstor Higa, abogado de Widen V.P., salió en defensa de su cliente y refutó las cifras que arroja la auditoría que realizó Cotas, a la que calificó de “parcializada”. Dejó en claro que, pese a que la firma Media Market tenía un capital reducido eso no la inhabilita legalmente para ser proveedora de la telefónica.

“Ellos quieren echarle la culpa al que aparezca”, afirmó Higa.

Luego rechazó la cifra que arroja la auditoría presentada por Cotas. Precisó que durante los tres años de contrato, Media Market recibió Bs 7,8 millones, por la venta de equipos a la telefónica.

Detalló que el primer año de contrato, en 2016, la empresa de su cliente entregó Bs 2,5 millones. Luego en 2017, las ventas a Cotas llegaron a Bs 4,3 millones.

Finalmente, en 2018 la cooperativa abonó solo Bs 1 millón, y no pagó las facturas de julio, agosto, septiembre y noviembre.

“De 2018 hay una deuda de $us 500.000 (Bs 3,5 millones). Entonces, cómo pueden decir que hubo pago en demasía”, ironizó.

Consultado sobre las declaraciones de Gil, que indicó que el presidente de Cotas favoreció a su defendido, negó cualquier nexo entre ambos.

“Si hubiera sido favorecido ya hubiera pagado lo que debía Cotas a mi cliente”, sostuvo.

Por último, denunció que mediáticamente se creó una imagen de millonario de su cliente, que no es real, e incluso se arrestó a familiares y empleados, que nada tienen que ver con el proceso.

Sobre si Widen V.P. se presentará a declarar ante el Ministerio Público, afirmó que no lo hará, porque no existen garantías.

Esta historia, tiene más tela por cortar mientras tanto los $us 7,7 millones del desfalco a la telefónica aparecen.



 




Notas Relacionadas



En esta nota