ECONOMÍA

Deuda genera tensión en trabajo carretero de Beni


La firma china debe pagar $us 140.000. La justicia determinó la incautación de cuatro palas y una volqueta, CCCC la rechaza


La empresa china tiene un plazo de cuatro años para concluir el trabajo, ya van por los dos años de labor. Foto: EL DEBER
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

10/09/2019

La disputa entre un particular y la empresa CCCC China, provocan problemas en el trabajo de asfaltado que se está realizando en el tramo del proyecto San Ignacio de Moxos-San Borja (Beni).

El conflicto se debe a una supuesta deuda de la compañía china que contrajo al adquirir una propiedad y pagar solo el 50% ($us 75.000), para luego abonar el restante 50%, una vez que se haga el cambio de nombre en Derechos Reales, algo que no fue aceptado por los propietarios del predio.

Por este problema administrativo, Nelson Rojas, abogado de los demandantes, explicó que se estuvo casi dos años tratando de llegar a un acuerdo, pero que la postura china de no querer pagar los otros 50% si no se hacía el cambio de nombre fue una traba que no se pudo superar.



Rojas precisó que luego de acudir a la justicia, el juzgado Agroambiental de la provincia Ballivián (Beni) a cargo de Jackeline Ruiz, determinó como medida precautoria embargar a la compañía china cuatro palas y una volqueta, hasta que ésta pague lo adeudado, que según cálculos de Rojas llega a los $us 140.000 (intereses y daños y perjuicios).

El demandante Orlando Del Río, señaló que se hizo hasta lo último para no llegar a esta instancia, pero remarcó que para cuidar sus intereses y que CCCC China cumpla con lo pactado, optaron por esta medida legal. “Vemos que esta es la única forma de presionar y que los chinos nos paguen, ya esperamos casi dos años”, sostuvo Del Río.

Es un extremo

Sergio Ibáñez, especialista social de CCCC China, lamentó el accionar de la familia Del Río y reconoció que el no contar con esta maquinaria provoca ciertos problemas en el trabajo de asfaltado que realiza en la zona.



Ibáñez reconoció que la empresa china adeuda $us 75.000 y consideró que los $us 140.000 que piden los demandantes son un exceso que no hace otra cosa que poner más trabas a un posible acuerdo. Para el especialista, el problema que tiene CCCC China con la familia Del Río es un caso aislado que no debe empañar el trabajo social que la empresa realiza desde hace dos años.

“Dicen que se les debe $us 140.000, pero con las cuatro palas y la volqueta que nos embargaron, en maquinaria tienen como unos $us 400.000, eso es un abuso que no estamos dispuestos a soportar”, precisó. Otro punto observado por Ibá- ñez, es el pedido, de los demandantes, de congelar las cuentas de CCCC China, un aspecto que considera que podría provocar la paralización total de la obra.

Desde la Administradora Boliviana de Carreteras indicaron que no se pronunciarían al considerar que se trata de un problema particular.

Los trabajos en la zona

CCC China es la responsable del asfaltado San Ignacio de Moxos-San Borja, unos 140 kilómetros, que requerirá una inversión que suma $us 245 millones. Los recursos provienen de un crédito de la CAF - Banco de Desarrollo de las Américas, el 30% será asumido por la Gobernación de Beni y el saldo por el Gobierno nacional.



El proyecto carretero es parte del corredor oeste-norte y conectará por vías asfaltadas a Beni y a La Paz. El 22 de noviembre de 2016, Juan Evo Morales, presidente del país, afirmó que los caminos pavimentados son como las venas del ser humano.

“Camino es comercio, camino es integración, es producción, sobre todo es desarrollo de nuestra querida Bolivia”, sostuvo



 




En esta nota