ECONOMÍA

Empresas ven irregular el comportamiento de ventas


Los centros comerciales y los supermercados son los que apuestan fuerte para lograr resultados. Analistas ven que la desaceleración se siente a fin de año


Días de rebaja, pagos en cuotas, regalos, espectáculos, seguridad, comodidad y atención personalizada son algunas de las estrategias para captar a potenciales clientes durante diciembre . Foto Hernán Virgo
Escuchar el artículo Pausar Lectura

02/12/2018

Se inicia el mes más caliente en lo que a ventas y consumo se refiere y, según las empresas consultadas, las expectativas de compraventa son irregulares debido a que la desaceleración en la economía se hizo sentir a partir del segundo semestre, a lo que se debe sumar el comportamiento cauto del público a la hora de gastar, de acuerdo con los analistas.

Marcelo Castellanos, gerente general de Industrias Kral SRL, sostuvo que en el sector de la producción de alimentos registran una sobreoferta, debido al ingreso de productos vía contrabando, situación que los obliga a pensar en distintas estrategias comerciales, como ofertas y descuentos, para poder competir y tratar de mantener las ventas.

Cuando se le consultó si un posible pago de un segundo aguinaldo iba a mejorar las ventas, Castellanos sostuvo que la experiencia le indica que en un gran porcentaje las personas ahorran ese dinero por lo que las ventas no se incrementan de manera sensible.

“Las expectativas nos indican que tendremos menores ventas, calculo que serán un 50% menos en comparación con 2017 debido a que la desaceleración de la economía ya se empezó a sentir”, dijo Castellanos.

Algo más optimista, Karla Terrazas, gerenta comercial del centro comercial Ciudad Indana, subrayó que este el mes de las oportunidades y por ello durante diciembre pondrán en vigencia los días rojos en los que se mantendrán los descuentos entre el 10% y el 70% correspondientes al black friday.

Juan Vargas, gerente general del grupo empresarial Vargas-Lobo, señaló que esperan superar las ventas de noviembre y para ello están trabajando en distintos anclajes que atraiga y retenga al público.

“En estos días vamos a inaugurar un auditorio para unas 500 personas, también se realizarán obras de teatros para los más pequeños y desde el 22 en todos los pisos habrán papanoeles que darán regalos a nuestros visitantes. La idea es tratar de estar vigentes a pesar de que las personas se muestran reacias a gastar”, sostuvo Vargas.

Sobre el escenario vigente, Jorge Akamine, presidente del colegio de Economistas de Bolivia, sostuvo que hay una franja en que la desaceleración económica, que se está sintiendo más en el segundo semestre, afecta mayor énfasis a un sector que a otro y justamente hizo notar que la construcción y el comercio de las automotrices, que a su criterio, en años pasados fueron el pilar del crecimiento del país sentirán más la caída de las ventas, por lo que tendrán que recurrir a la innovación para generar nuevos espacios de venta.

Para Javier Arze, gerente general de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), la demanda en el sector de la construcción e inmobiliario no tiene períodos especiales de fuerte venta como otras actividades, entre ellas el sector comercio, por lo que considera que la venta de sus productos es más uniforme a lo largo del año, aunque hizo notar que como sector esperan que la situación general de la economía mejore de manera perceptible para que de esa manera la construcción vuelva a los niveles de crecimiento anteriores a 2016 y así superar el período de desaceleración en el que se encuentran.

Otras lecturas

Javier Urey, gerente general de Mainter, empresa dedica a la venta de insumos agrícolas, señaló que es importante distinguir sectores de mercado para poder dimensionar el impacto esperado en cuanto a las ventas de fin de año.

Para Urey en el sector inmobiliario y automotriz claramente existe una contracción del movimiento económico, mientras que en el de línea blanca, las empresas han reducido sus niveles de importaciones y producción para adecuarse a la nueva demanda del mercado.

“Sin duda el nivel de consumo en diciembre tendrá un incremento por efecto de los aguinaldos pero será mesurado en relación a gestiones anteriores, hay mayor prudencia y menor liquidez en los hogares que privilegiarán el ahorro y la amortización de deudas”, analizó Urey.

Sergio Weise, presidente de la Asociación Boliviana de Supermercados (Asobsuper), subrayó que el consumo durante diciembre se incrementan en algunos sectores, entre ellos el supermercadismo, el comercio de alimentos y bebidas, los servicios de restaurantes y comidas, el transporte interprovincial, interurbano y aéreo, entre otros. “Este fin de año el consumo en estos y otros sectores incrementará acorde a la estacionalidad, pero no en las magnitudes de otros años”, precisó Weise.

La Cámara Nacional de Industrias, puntualizó que la demanda de productos industriales aumenta en forma estacional en las últimas quincenas de cada año producto de las fiestas de fin de año. Sin embargo, aclararon que el crecimiento de la demanda no es similar a anteriores gestiones y más aún los márgenes de beneficio de las empresas son declinantes.



 




En esta nota