ECONOMÍA

En Boyui superan los 7.000 metros de perforación sin encontrar gas


Hasta la fecha se perforaron 7.640 metros. Repsol dijo que seguirá taladrando. Se invirtieron cerca de $us 150 millones


El pozo está ubicado en el departamento de Tarija, que exige transparentar información
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

18/12/2018

Los trabajos de perforación en el pozo Boyui X2 continuarán. Así lo confirmó la operadora de este proyecto, la petrolera Repsol. Hasta la fecha los trabajos alcanzaron los 7.640 metros, pero no se encontraron vestigios de gas.

En esta profundidad solo halló la formación Humampampa, lo que no garantiza la presencia del hidrocarburo, observaron expertos consultados por EL DEBER.

Respuesta y contexto



En un escueto comunicado, ayer la firma española que opera este proyecto señaló que “Repsol Bolivia continúa trabajando en la perforación del pozo Boyui X2”.

Cabe recordar que los trabajos de perforación de este pozo comenzaron el 16 de julio de 2017. En esa oportunidad, la inversión estimada por Repsol, Shell y Panamerican Energy Shell, que conforman el consorcio Caipipendi, que tienen la concesión del proyecto hidrocarburífero, fue de $us 150 millones.

Se estima que este pozo, que forma parte del bloque Caipipendi, cuenta con un potencial aproximado de 3 TCF (Trillones de Pies Cúbicos, por sus siglas en inglés) de gas natural.

Pero pese a alcanzar niveles históricos de perforación, hasta la fecha no se ha detectado la presencia de volúmenes comerciales de gas natural.



Observaciones

El especialista en hidrocarburos Hugo del Granado sostuvo que hallar la formación geológica Humampampa no significa que se hubiera encontrado gas. “Eso no quiere decir que se trate de un descubrimiento, pero no se alcanzó un yacimiento”, dijo.

Sobre la perforación que sobrepasó los 7.000 metros, dijo que brinda mucha información sobre la formación geológica del terreno, “que es una información valiosa”.

Pero si se hallara gas, se tendría que invertir más para extraer el energético. Además, aseguró que el proyecto pone en evidencia las dificultades que tendrán las inversiones a futuro. “Quien quiera venir tendrá que luchar con profundidades más grandes”, afirmó Del Granado.

Freddy Castrillo, secretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, señaló que hasta el momento el proyecto se manejó de manera poco transparente. “Lo que sabemos es que se encontraron areniscas. No sabemos la situación del pozo”, afirmó.



Sostuvo que desde el sur están con mucha incertidumbre. “No se transparentan las cosas. Necesitamos que Repsol y YPFB den una explicación técnica sobre el pozo”, dijo Castrillo.

Fuentes cercanas a la estatal, YPFB, indicaron que se esperará que la perforación llegue hasta los 8.000 metros, luego se hará una evaluación del proyecto.

Acerca del tema se consultó al Ministerio de Hidrocarburos, pero no fue posible tener una respuesta hasta el cierre de edición.

En anteriores entrevistas, el ministro de esa cartera, Luis Alberto Sánchez, dijo que esperaba que se trate de un proyecto importante, pero admitió que era un pozo complicado.



 




En esta nota