ENTREVISTA

Luis Barbery: “Los empresarios no hacemos meros negocios, jugamos un rol clave”


El presidente de los empresarios cruceños destaca la madurez política de las autoridades para acelerar la producción de biocombustibles

Luis Barbery, presidente de los empresarios cruceños, destaca la voluntad política para impulsar el cambio de matriz energética.
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/09/2018

Bolivia acaba de poner en marcha la era de los biocombustibles. El fin de semana, el presidente Evo Morales promulgó la ley que autoriza la producción del etanol en un acto realizado en el ingenio azucarero de Unagro, en el municipio de Minero de Santa Cruz. Este proyecto fue un anhelo de la agroindustria cruceña durante un par de décadas, que finalmente encontró eco en el Gobierno.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Luis Barbery, fue uno de los protagonistas en convencer a las autoridades nacionales de la importancia de ingresar a la producción de combustibles limpios. Él destaca la madurez política para poder sacar adelante un proceso que tendrá un gran impacto en la economía del país. Considera que si al etanol se suma la producción del biodiesel, se logrará un enorme ahorro de divisas y la dinamización de la economía en general. Para el titular de la corporación Unagro, Sanya Cruz es un as bajo la manga que tiene Bolivia. Y los indicadores le dan la razón, ya que es el departamento más poblado del país con 3,2 millones de habitantes, representa el 29% del PIB nacioal, el 41% de los tributos que se pagan a nivel nacional y genera el 26% de los empleos.

__ ¿Cuánto tiempo se tardó en concretar el aval gubernamental para los biocombustibles?



Hay que resaltar la celeridad con se avanzó en esta última etapa de cambiar la matriz energética del país, incluyendo el etanol como un aditivo a la gasolina. En 13 meses se hizo realidad, tiempo récord considerando las complejidades de trabajar entre privados y sector estatal. Creo que fue una coincidencia de todos los actores de que la producción de biocombustibles impulsará la economía.

__ ¿Los beneficios económicos son evidente por las cifras que se manejan, pero han tenido el cuidado de no afectar el medioambiente?

El país se ahorrará decenas de millones de divisas, generará un importante aporte tributario y el efecto multiplicador en el campo será de alto impacto. Los empresarios invertirán $us 1.600 millones en los próximos cinco años, dinero de los ahorristas que está en el sistema financiero y que será bien canalizado en la producción. Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) invertirá otros $us 400 millones en logística y las estaciones de servicios harán su propia inversión para la comercialización del etanol. Todo esto sin duda permitirá la creación de miles de empleos.

__ ¿Hay algunos sectores que señalan que este tipo de producción impactará negativamente en la ecología?



Con el etanol se mejora considerablemente la calidad de la gasolina, lo que significa que tendremos motores de vehículos con mejor funcionamiento. El componente adicional es que habrá una combustión más limpia, ya que los biocombustibles son más limpios que los hidrocarburos fósiles. Poco se ha explicado que la caña de azúcar en su fase de cultivo es más eficiente en la captura de carbono, lo cual ayuda a mitigar el efecto invernadero que provoca el cambio climático. Dependiendo la calidad de los cañaverales se capturan 50, 60 y 80 toneladas de carbono por hectárea. Por donde se lo mire la producción de etanol es positivo para el país.

__ ¿Qué convenció a las autoridades del Gobierno en llevar adelante este proceso?

Primó la madurez política y el interés nacional. Bolivia no puede continuar con el drenaje de sus divisas. Los subsidios en carburantes son una sangría a la economía nacional, como bien lo calificó el presidente Evo Morales. El Estado ha reducido sus ingresos por esta razón, lo cual frena las inversiones que hacen sostenible el ritmo de crecimiento. No había por donde perderse.

__ ¿Quién fue el hombre clave del Gobierno para que destrabará el proyecto?

El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, ha tenido una participación muy comprometida en el proceso, pero fue un trabajo de varias instituciones, entre privadas y estatales. Habrá que destacar también la gran confianza del sector cañero que antes de la promulgación de la ley ya había renovado 30.000 hectáreas y ampliado otras 30.000, lo que representa una inversión de $us 60 millones sin tener la ley que garantice la producción de esa materia prima. La industria también hizo grandes inversiones, nosotros como Unagro inauguramos la planta procesadora de etanol. En economía todo se hace con confianza. Todos los protagonistas de este tema aportaron y, por eso, estamos a punto de iniciar la entrega de la producción.



__ ¿Desde hace mucho tiempo también se trabaja por el biodiesel, es el otro gran desafío que se han propuesto?

Sin duda este proceso incluye el biodiesel, la ley promulgada es para biocombustibles. Después de consolidar la producción del etanol, vamos a buscar avanzar en ese tema. Ya tuvimos reuniones con autoridades del Ministerio de Hidrocarburos, YPFB y representantes del sector de oleaginosas y hablamos del biodiesel.

__ ¿Es de suma importancia en la economía como el etanol?

Totalmente, porque son cientos de millones que se gastan en la importación de diesel. El consumo es superior a la de la gasolina para mover el país. Estimo que en un año entraremos a producir. Con el biodiesel la economía tendrá un impulso enorme. El Producto Interno Bruto (PIB) agrícola crecerá en un 4% con el etanol en los próximos años y con el biodiesel puede crecer igual o más.

__ ¿Santa Cruz dará un salto económico con los biocombustibles?

La economía cruceña tiene su inercia y avanza a pasos acelerados. Creemos que se debe replicar en todo el país lo que se hace en Santa Cruz, hay que generar un desarrollo económico proporcional y armónico. No tienen que haber concentraciones productivas en pocas regiones, pero el ritmo de las actividades productivas en el departamento son el as bajo la manga que tiene Bolivia y, por eso, entre todos debemos apuntalarla para que los beneficios se irradien en el país.

¿Dicen que Santa Cruz es la locomotora económica del país por lo que aporta, hay recambio de liderazgo empresarial?

Veo que las nuevas generaciones son pujantes e innovadoras, gente de mundo que sabe de producción. Seguro que están preparadas para asumir el rol de líderes.

¿En qué quedaron los están los reclamos que hicieron sobre la carga tributaria y social que plantearon al Ejecutivo?

Tenemos encuentros pendientes con autoridades gubernamentales. Es una pena que estos temas deban recargarse en el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera. Hay ministros que no se atreven a dar ciertos pasos económicos. Confío en que podemos convencer para hacer ajustes que permitan facilitar la inversión y acelerar procesos productivos. Hay cosas que se tendrían que hacer y otras que no para convertirnos en un atractivo destino de inversiones. Existe mucho capital buscando donde invertir y nosotros podemos ser una excelente alternativa generando buenas condiciones. Por eso, digo que no es la mejor receta aumentar impuestos para generar mayores recaudaciones. Hace 8 años, le dije a Luis Arce (exministro de Economía) que estudie cómo reducir impuestos y que iba a tener la sorpresa de que las recaudaciones mejorarían.

¿Qué sugiere que se debería hacer en este tema?

Un empadronamiento de los informales y darles una amnistía de 10 años. Se deben incorporar a productores, empresarios y comerciantes que no tributan. Pero pienso que las autoridades responsables del tema no tienen tiempo para pensar en acciones creativas por estar ocupados solo en lo urgente.

__ Hay críticas en sentido de que este proceso del etanol es un espaldarazo a Evo Morales, que buscará la reelección

Nuestro compromiso es con Santa Cruz y Bolivia. La inversión en este sector es de alto impacto, especialmente en la generación de empleos y la dinamización de la economía. Es con este tipo de aporte que el país se desarrolla y queremos que a todos los bolivianos les vaya bien, al margen del color político. El desafío inmediato es abastecer con biocombustibles, tenemos que mezclar el 25% de la gasolina con etanol.

__ Se avecina un proceso electoral, ¿qué piden a los políticos?

Que tomen en cuenta que los emprendimientos empresariales no son un mero negocio. Los empresarios amamos a nuestra patria y cumplimos un rol clave: generar empleos, riqueza y bienestar. No hay otra forma de engrandecer al país, solo produciendo. En Bolivia no podemos dejar de pensar en generar riqueza y mejorar la calidad de vida. La felicidad, que tanto anhelamos, se logra con trabajo y el político tiene una responsabilidad fundamental en esta cadena. Por eso creo que la corrupción hay que desterrarla.

__ Algunos críticos al Gobierno

creen que la economía no marcha bien y hacen referencia a la crisis de otros países.

En el inicio de los 80 tuvimos la dolorosa experiencia de la hiperinflación. Los que somos mayorcitos nos acordamos de lo triste que fue esa dura crisis económica. Gracias a Dios Bolivia va por buen camino, sufrimos los altibajos que son propios de los ciclos económicos. Ojalá nunca más volvamos a repetir lo que vivimos entre 1982 y 1983. En en el caso de Venezuela no me explico por qué sufre semejante crisis económica siendo un país tan rico, con tanta reserva petrolera. Por eso creo que es imprescindible la madurez de los políticos para que un país se desarrolle y genera mejores condiciones para su gente.