ECONOMÍA

Montero prevé atraer 500 industrias en cinco años


El alcalde, Mario Baptista, abrió las puertas para la inversión privada en el Parque Industrial del municipio, de 600 hectáreas


En Puerto Seco funcionará un complejo en el que venderán los granos que se producen en el Norte Integrado
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

09/02/2019

En el próximo quinquenio, Montero, la segunda ciudad más importante del departamento cruceño, prevé el arribo de 500 empresas en su área de asentamiento industrial. La ambiciosa meta forma parte de un proyecto que encara el municipio de la urbe desde hace tres años y que contempla la condonación de impuestos por 10 años a empresarios que se asienten, generen empleos y hagan despegar al ‘corazón’ del Norte Integrado.

El dato lo dio el director del Parque Agroindustrial del Norte (PAIN), Román Seña. El funcionario detalló que el camino ya está allanado, incluso se sanearon 600 hectáreas de las 2.500 de su área de equipamiento destinado para la actividad industrial. Además, se encararon las obras del primer Puerto Seco destinado solo para el sector agrícola.

Se trata un centro, o playa de comercialización de granos, que contará con galpones para almacenamiento, parqueo para camiones, comedores y hasta dormitorios donde podrán pernoctar los conductores que llegan desde diferentes localidades productivas del Norte Integrado para vender sus productos.



“Anualmente, en esta área se mueven 350.000 toneladas de arroz. Además, se calcula que entre sorgo, maíz y soya fluctúan cerca de 450.000 toneladas”, dijo.

El proyecto se construirá en 11 hectáreas. De esta cantidad, siete serán para obras civiles y cuatro para un parqueo que cobijará camiones de alto tonelaje.

Efecto multiplicador

El alcalde de Montero, Mario Baptista, explicó que la condonación de los tributos ediles, que se viene gestando desde hace tres años a través de la Ley 44 de Creación de Impuesto, ya benefició a 70 industrias de las más de 150 asentadas en el PAIN.



“La ley benefició a pequeños y medianos industriales que se han asentado en esa zona, que en su mayoría son arroceros y procesadoras de maíz y frejol”, dijo.

Empero, existen otras 100 industrias que están colindantes al espacio municipal que igualmente pueden beneficiarse. La norma se aplicará también a los empresarios que estén dispuestos a invertir en la construcción de condominios, hoteles y edificios para departamentos.

Según Baptista, en la zona industrial se generan cerca de 2.500 fuentes de empleo tanto de forma directa como indirecta. “Nosotros esperamos que estas cifras se dupliquen”, afirmó.

El ejecutivo edil explicó que las empresas que quieran acceder a los beneficios deben tener mínimo cinco empleados, que gocen de todos los beneficios sociales, y hasta cinco eventuales.

Yery Vargas, presidente de la Asociación de Ingenios Arroceros de Montero, sostuvo que la norma es un incentivo para el sector privado y “más en tiempo de crisis”. Dio cuenta que una unidad productiva paga, solo en tributos municipales, entre Bs 20.000 y Bs 30.000 anuales.



“En 10 años es un ahorro de Bs 300.000 que se pueden usar para invertir. Se abre la puerta para más empresas”, dijo Vargas.