ECONOMÍA

Petrobras prevé reducir a la mitad la importación de gas boliviano


El contrato de compraventa de gas boliviano es uno de los temas que el futuro presidente de la firma petrolera brasileña tendrá que analizar a profundidad. Se espera que YPFB se pronuncie hoy del tema


A principios del Siglo XXI, el vecino país registró una alta dependencia del gas boliviano
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

23/11/2018

Petrobras va a revisar el contrato de suministro de gas con Bolivia que vence al final del próximo año, de acuerdo con una nota publicada ayer por el diario brasileño O Globo. El acuerdo, firmado con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), prevé que la estatal brasileña pueda importar hasta 34 millones de metros cúbicos por día.

De acuerdo con la propuesta discutida por las áreas técnicas de Petrobras, los volúmenes deben reducirse hasta la mitad; es decir, unos 15 millones de metros cúbicos por día. Esa cantidad es equivalente al mercado del estado de San Pablo.

El contrato de importación de gas boliviano es uno de los temas que el futuro presidente de la compañía petrolera, el economista Roberto Castello Branco, tendrá que analizar.



Fuentes cercanas al ejecutivo afirman que este todavía no tiene una posición al respecto, pero que es probable que atienda la sugerencia del área técnica de la empresa, según O Globo.

Aun considerando que la prioridad de la estatal brasileña sea aumentar la producción en los campos del presal (en ultramar), está obligada por contrato a pagar por 24 millones de metros cúbicos diarios, aunque estos no sean importados.

Cabe recordar que hubo una temporada en que las compras llegaron a 30 millones de metros cúbicos diarios; sin embargo, debido a que en los últimos años la demanda interna fue baja, la estatal brasileña tiene excedentes de gas para recibir y cubrir su mercado local.

La probable disminución de la importación de gas boliviano por parte de Petrobras se presenta en vísperas a una licitación pública internacional que prepara la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) de Brasil para inicios del próximo año, para conocer qué empresas pueden asumir el servicio de gas.



Se veía venir

La reducción de la importación de gas de Bolivia a la mitad es una situación que se veía venir. En junio del año pasado, un estudio titulado Panorama de Industria de Gas Natural de Bolivia, que realizó el Ministerio de Minas y Energía de Brasil, recomendó renegociar el contrato de compraventa de gas y bajar las importaciones de Bolivia luego de 2019 al 50%; es decir, 16 millones de metros cúbicos día.

“Se considera que es probable que la renovación del contrato de compra de gas natural boliviano por Brasil después de 2019, para los nuevos contratos, pueden contemplar volúmenes menores que los negociados en los contratos actuales”, señalaba el documento publicado.

El DEBER se contactó con Óscar Barriga, presidente de YPFB, quien dijo que estará en Santa Cruz y se referirá hoy al tema.

Cabe recordar que en una entrevista con el Diario Mayor, en julio de 2017, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, indicó que el mercado cautivo del gas boliviano en Brasil son entre 30, 35 y hasta 40 millones de metros cúbicos diarios que siempre va a necesitar, ya que el gas boliviano es más competitivo en cuanto a precio y más económico que el LNG.



Sugerencia

A decir del analista energético Álvaro Ríos, Petrobras viene produciendo más gas de campos del Presal desde hace cuatro o cinco años y requiere menos gas boliviano, por lo que es lógico que disminuya la importación.

“Bolivia puede ir a negociar contratos con empresas privadas, a las cuales puede aumentar un poco el volumen. Lo único que no habrá será un contrato Estado-Estado. A Petrobras tenemos que mirarla como una empresa que es competencia del país”, dijo Ríos.