ECONOMÍA

Productores de sorgo reclaman firma de contrato de venta de etanol a estatal YPFB


El montaje de la primera planta en Bolivia que producirá etanol, a partir de sorgo, empezará a operar en agosto y prevé generar 6 millones de litros este año. Según YPFB, una vez Granosol entre en operación, se negociará precio, volumen y condiciones


En la primera fase del proyecto industrial Granosol ha invertido unos $us 12 millones. Foto: JORGE UECHI
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

17/07/2019

En plena cosecha de sorgo, el eslabón primario de la cadena agrícola representado por la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) y la primera industria en Bolivia que transformará el grano para producir etanol -Granosol- reclaman la firma del contrato de venta a la estatal YPFB.

En marzo, el Ministerio de Hidrocarburos, YPFB, Anapo y Granosol firmaron un convenio para promover la industrialización de bioetanol de dicho grano e incentivar la fertilización de los suelos agrícolas con el uso y la masificación de urea producida por YPFB.

A decir del presidente de la sociedad Granosol, William de las Muñecas, el aliento y apoyo del Ministerio de Hidrocarburos fue un gran aliciente para la inversión, primero en el consenso de la Ley de Etanol y luego con la firma del acuerdo para vender el ‘combustible verde’ a Yacimientos. “Esperamos tener el contrato firmado con la estatal este mes y empezar a entregar, desde el primer mes de producción, bajo los mismos parámetros acordados con la industria azucarera. Estamos a la espera de que YPFB tenga listo el contrato”, mencionó.



La sociedad granelera, con base operativa e industrial en Pailón, empezará a producir etanol el próximo mes. En principio estima alcanzar 6 millones de litros anuales y escalar a 12 millones hasta 2021. Proyecta llegar a 30 millones de litros en 2022.

De las Muñecas explicó que Granosol invierte en un proyecto inédito en Bolivia, modernizando los procesos industriales con el apoyo de empresas de Argentina, Uruguay y EEUU. Hizo notar que la destilería modular de etanol (MiniDest) será moderna, eficiente y permitirá incorporar otras tecnologías, como el satélite Túpac Katari y la fermentación microrregulada y el inteldest. “Con estas innovaciones no creemos que YPFB nos deje fuera de su provisión local de etanol. No sería correcto que solo compren a un sector”, puntualizó.

Los productores han comenzado la cosecha de sorgo con la esperanza puesta en la nueva era industrial y Granosol está acopiando sorgo de pequeños y medianos agricultores, empresas agrícolas y cooperativas. El total del acopio para el proceso industrial del primer año será del 2% de la producción. “Este factor es el que más alienta a que Bolivia sea un gran productor de etanol en el continente y no demandaríamos nuevos desmontes de tierras”, indicó De las Muñecas.

La MiniDest de Granosol destilará burlanda y vinasa, dos subproductos de sorgo ricos en proteína para engorde y alimentación de bovinos, porcinos y otros sectores.



La planta procesará granos y solubles de sorgo (DDGS) en tres presentaciones: húmeda, gelatinizada y en forma de harina, esta última ya con contratos de exportación cerrados a Perú.

Mirada sectorial

Desde Anapo, su gerente general, Jaime Hernández, afirmó que mientras no existan contratos de compra definidos y precios acordados, en similares condiciones al etanol producido con caña de azúcar, no están dadas las condiciones para emprender e invertir en plantas para dar valor agregado al grano de sorgo con la producción de etanol.

Hizo notar que no hay un crecimiento de área por una expectativa de venta para etanol, sino por un manejo sostenible de su sistema productivo. En la campaña agrícola de invierno de este año el área sembrada abarca 390.000 hectáreas de sorgo y estiman cosechar 850.000 toneladas del grano.

Según el reporte de la CAO, en el ciclo de invierno se sembraron 360.000 hectáreas y se recogieron, en volumen, 772.180 toneladas de grano de sorgo.



Versión oficial

De acuerdo con el gerente nacional de Comercialización de YPFB, Christian Choque, en las próximas semanas, un vez se inicie la producción de alcohol anhidro en la planta de Granosol, esperan negociar para determinar precio, volumen y condiciones comerciales de acuerdo con la normativa de YPFB. “A la fecha no se ha realizado ningún análisis de precio, considerando que el origen del producto es sorgo y no caña de azúcar”, precisó.

Dijo que la idea es comprar el total de la producción, pero que dependerá de la proyección de la demanda de alcohol anhidro, que está asociada al requerimiento que se tenga de las gasolinas.



 




En esta nota