ECONOMÍA

Sector de la construcción registra su menor crecimiento en 13 años


En 2018 el Producto Bruto Interno del sector cerró en 3,54%, según el INE. En 2007 se dio el mayor crecimiento con un 14,35%. Para analistas es efecto de la desaceleración


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/06/2019

Por primera vez, en 13 años (2006-2018), el desempeño del sector de la construcción registró su menor crecimiento cerrando la gestión pasada en un 3,54%.

A este dato, se debe agregar que desde 2006 la construcción, termómetro para medir el crecimiento del país, siempre fue superior al Producto Interno Bruto (PIB), algo que no ocurrió el año pasado, pues según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Producto Interno Bruto de la Construcción (IPBC) fue un 0,68% menor al PIB que fue de un 4,22%.

A manera de ilustración en 2006 el PIB fue de un 4,8% y el de la construcción llegó a un 8,25%, mientras que en 2007 el PIBC creció a un 14,35% y el PIB nacional fue un 4,56%. En plena crisis, el crecimiento de Bolivia en 2015 fue un 4,86% y el de la construcción el 5,36%. En 2017 el PIBC se acercó con un 4,99% a la expansión nacional que cerró en un 4,20%, para finalmente en 2018 la actividad del sector cayó a un 3,54% y fue menor que el PIB que alcanzó el 4,22%.



Sobre el tema, Rolando Schrupp, expresidente de Cadecocruz, considera que el ‘mercado empírico inmobiliario’ ha cumplido su ciclo actual. Entre los factores que influyeron, según su criterio, en la situación del sector constructor están la finalización de la década de oro del país, el déficit estatal, la inflación verdadera, la sobreburocratización del país, la inestabilidad y la manipulación democrática.

A su vez, Agustín Jiménez, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, sostuvo que sin dudas que la construcción es un sector multiplicador de puestos de trabajo y generador de ingresos, pero que la actual situación no es más que un reflejo de la desaceleración económica del país, en donde el Gobierno está cambiando sus inversiones en sectores de primera necesidad (en los hidrocarburos y el agro), mientras que el sector privado no tiene la capacidad de captar mayores inversiones.

“Desde el Ministerio de Economía explicaron que la estabilidad en el crecimiento y dinamismo que registra el sector construcción en estos últimos años –cuyo promedio de crecimiento (8,14%) supera ampliamente al promedio de 1993-2005 (1,79%)– obedece principalmente a la estabilidad macroeconómica que compuso el Gobierno, y a los importantes niveles de inversión pública –orientados especialmente a infraestructura.

Visiones diferentes



El martes, Luis Arce, ministro de Economía y Finanzas, sostuvo que el sector de la construcción del país tiene una ‘elevadísima’ tasa de ganancia, a pesar de que las empresas nacionales todavía no logran adjudicarse proyectos de gran envergadura por su pequeño tamaño.

A lo que desde la Cámara Boliviana de la Construcción constestaron que si el sector tuviera esas elevadas ganancias, en estos seis años no se habrían cerrado en Bolivia 2.293 empresas constructoras. “Tomando en cuenta que la base empresarial a 2018 fue de 12.757 empresas, en solo seis años se ha cerrado el 18% de las firmas del sector”, precisaron.



 




En esta nota