ECONOMÍA

Valor de importación de vehículos crece un 2,4% en tres meses de 2019


Las compras externas de motorizados sumaron $us 208,4 millones entre enero y marzo de este año. Las automotrices consideran que este año será similar a 2018. Las familias y firmas están comprando menos


El comportamiento de compra de los clientes en la actualidad es cauto. Foto: ROLANDO VILLEGAS
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/06/2019

El sector automotriz acelera. Y es que en el primer trimestre de 2019 el valor de las importaciones de vehículos sumó $us 208,4 millones, es decir, un 2,4% más que los $us 203,4 registrados en igual periodo del año pasado, según datos del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, procesados por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior.

Esa cifra positiva se registra luego de que el año pasado el valor de las compras externas de motorizados cayera un 20,2%, al sumar $us 880,9 millones, es decir, $us 224,2 millones menos que en 2017.

La importación de vehículos, además de los compromisos asumidos ante los fabricantes, está vinculada directamente a la demanda interna, indicó Eric Weise, gerente general de Luxor Automotors (SsangYong), al tiempo de señalar que es innegable que la demanda en general (en todos los sectores) en Bolivia se viene contrayendo desde hace algunos años.



“Si bien el primer trimestre denota un pequeño crecimiento, la tendencia al final en el 2019 nos lleva a deducir que tendremos una menor importación total con respecto a gestiones anteriores”, sostuvo el ejecutivo.

Por su parte, Gloria López, gerente de marketing de Autokorp (Great Wall y Haval), explicó que el 2018 fue un año particular en el negocio de vehículos principalmente porque los niveles de importación se fueron ‘nivelando’ a lo que se venía manejando en años previos al 2017.

“Las empresas están tratando de ser más eficientes en sus procesos operativos, lo cual hace que los volúmenes de importaciones estén acordes con la demanda actual de vehículos, que es menor al 2017. Esto nos permite proyectar que el mercado de motorizados puede llegar a alcanzar el mismo nivel o un leve crecimiento con respecto al año anterior”, manifestó la ejecutiva.

Panorama para el resto del año



“No tenemos otra alternativa que seguir creyendo positivamente, y pese a los oscuros nubarrones, este es el país que tenemos y que debemos construir, por lo tanto, seguimos con nuestro plan anual de trabajo, en el que se destaca el fortalecimiento de la marca y la apertura de nuevos puntos de venta”, dijo Weise.

En tanto, López indicó que Autokorp se enfocará en brindar vehículos de calidad a bajo precio, ya que eso le permite a la firma mantenerse en el mercado como una de las opciones más interesantes en un escenario de un año electoral.

Tanto Luxor Automotors como Autokorp tienen previsto presentar nuevos modelos este año. La primera lanzará la camioneta Musso 4x4 y la renovada vagoneta Korando. En tanto, la segunda pondrá a disposición del público la nueva generación de la SUV Haval H6, un motorizado de alta gama, con tecnología de punta, a un precio asequible.

Un nuevo escenario

De acuerdo con el economista José Alberti, la economía de Bolivia está atravesando por un contexto diferente en el que la desaceleración se ha acentuado con respecto a años anteriores. Esto ha ocasionado que la economía del país esté estancada y que exista una menor demanda de motorizados.



Uno de los segmentos que se ha visto más afectados por la desaceleración económica y el cual es uno de los mejores clientes de las automotrices, es el empresarial, explicó Alberti.

En tanto, según Alberti, las familias están más cautas a la hora de realizar cualquier compra y más aún la de un vehículo, ya que en muchas de ellas ya hay una persona desempleada o con un trabajo informal.



 




En esta nota