ESCENAS

Alberto Cortez, el cantautor que llegó a los rincones del alma con su música


El mundo llora la muerte del cantante argentino, considerado como un referente de la música latinoamericana con casi 60 años de carrera musical. Dos de sus primeros grandes éxitos fueron escritos por autores bolivianos


El cantante tenía previsto un concierto en Santo Domingo, a fines de marzo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/04/2019

“Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo... Cuando un amigo se va, queda un tizón encendido, que no se puede apagar, ni con las aguas de un río...” dice parte de una de las canciones más famosas del cantautor argentino Alberto Cortez, que ayer falleció a los 79 años, en Madrid, en el Hospital Universitario Puerta del Sur de Móstoles, donde ingresó la pasada semana debido a una complicación de una úlcera gástrica, razón por la que debió cancelar varios conciertos en diferentes países de Latinoamérica.

Cortez fue el autor y cantante de grandes éxitos de la música latinoamericana, entre ellas En un rincón del alma, Callejero, Mi árbol y yo, A partir de mañana, Te llegará una rosa, Castillos en el aire y Cuando un amigo se va, una de las más famosas.

Los sentimientos de pesar por tan irreparable pérdida no se hicieron esperar, no solo en Argentina y en España, donde radicaba, sino también en Bolivia. En Twitter, la Asociación Argentina de Actores envió condolencias a sus familiares. Los artistas Ricardo Arjona, Isabel Lascurain, Álvaro Torres, entre otros, expresaron sus condolencias en sus redes; mientras que el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa tuiteó: “La misma foto con Alberto, pero 30 años después”.



El presidente Evo Morales, a través de su cuenta de Twitter, lamentó el fallecimiento del cantautor, reconocido por su sensibilidad social y sus canciones dedicadas al amor, la esperanza y la amistad. “Nuestra solidaridad con su familia y nuestro homenaje compartido con sus admiradores”, posteó.

El periodista Jorge Gil lamentó la pérdida de un grande, un músico poco aficionado a los tumultos y al sensacionalismo. Destacó que Cortez se hizo famoso con dos canciones de compositores bolivianos, El Sucu Sucu, de Tarateño Rojas y Palmeras, de Gilberto Rojas, las mismas que fueron grabadas en España en los años 60 y fueron un rotundo éxito, tanto así que al cantante lo llamaban Mr. Sucu Sucu y Sr. Palmeras.

“Me gustan mucho sus canciones. ¿Quién no ha cantado Palmeras? Lo vi por primera vez al vivo en la televisión argentina cuando presentaba su álbum que tenía una bellísima canción, Miguitas de ternura. Fui de los primeros en difundir su música a través de la radio, a mediados de los 70, no se lo conocía en ese entonces”, resaltó.

Asimismo, el cantante Carlos Saucedo (Pekos) dijo que, si bien no ha entonado las canciones de Cortez, es un gran admirador del cantautor y considera que su muerte es una gran pérdida para la música latinoamericana.



Una gran trayectoria

Alberto Cortez, cuyo nombre real es José Alberto García Gallo, comenzó a escribir canciones a sus 12 años. Publicó más de 40 álbumes, recibió un Grammy a la excelencia musical, escribió cuatro libros e hizo dos películas.

Nació el 11 de marzo de 1940, en Rancul (La Pampa, Argentina), ciudad donde también arrancó su faceta musical en el conservatorio Alberto Williams.

Su vida lo llevó a Buenos Aires, en 1958, para estudiar en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, aunque allí continuó cantando con su guitarra en locales nocturnos y fue contratado por la banda de jazz San Francisco, trabajo que alternó con otras actuaciones con la orquesta de Armando Pontier.

Viajó a Bélgica con 20 años en una gira con la Argentine International ballet and show, y aunque no tuvo éxito, fue invitado por un productor a grabar un disco en solitario, Mr. Sucu Sucu. En este país fue donde conoció a la que sería su esposa, la pintora Renée Govaert, y donde arrancó su exitosa carrera.





 




En esta nota