ENTREVISTA

Javier José Cortez: “Quiero fortalecer mi carrera musical en Santa Cruz”


El ganador de la primera temporada de la franquicia internacional Factor X, difundida por la Red Uno, se llevó el contrato con Sony Music y Bs 100.000


El ‘chapaco’, de apenas 22 años, se llevó el premio mayor de la primera temporada, los cien mil bolivianos y un contrato con Sony Music, por el que irá a grabar a Buenos Aires (Argentina)
Escuchar el artículo Pausar Lectura

10/08/2018

Nació en Tarija hace 22 años y ahí vivió hasta que su vida cambió por una oportunidad.

Justo cuando le tocaba inscribirse al tercer año de la carrera de música en la Escuela de Formación de Maestros Juan Misael Saracho, a Javier José Cortez le llegó el link que lo encaminaría a su sueño de convertirse en artista, el de la convocatoria a la primera temporada de Factor X, la franquicia internacional adquirida por la Red Uno de Bolivia.

No fue más. Lo apoyaron sus padres, pero sobre todo su hermana. Se vino a vivir a Santa Cruz y a perfeccionar el don que lleva en las venas por ambas partes. Porque además de cantar muy bien, toca guitarra, bajo eléctrico, piano, ukelele y batería.

Ahora sus dones dan frutos. Ganó el premio de Bs 100.000, además de un contrato con Sony Music.

¿Cuál es tu experiencia en canto?

A lo largo de mi vida fui totalmente empírico en cuanto a canto e instrumentos. A los seis años empezó mi historia con la música. Es innato, pero he ido perfeccionando, la música siempre fue mi sueño, ha sido mi vida y por iniciativa propia he ido investigando poco a poco, incluso en internet, indagando para aprender a tocar instrumentos nuevos cada día, tanto en la universidad como en el colegio, así fui perfeccionando mi talento.

¿Hay otros artistas en tu familia?

De los dos lados tengo familia a la que gusta la música. Por el lado de mi padre tengo unos primos y un tío a los que les gusta cantar, pero nunca tuvieron la oportunidad de dedicarse a eso; y por parte de mi madre, los Ribera, tengo a mi abuelo, que en paz descanse, que cantaba mucho y también algunos primos que se dedicaron a este mundo.

¿Cómo fue tu encuentro con Factor X?

La historia empezó cuando en uno de esos días, a principios de año, recibí un enlace sobre la convocatoria de Factor X, justamente cuando yo iba a inscribirme para cursar el tercer año en licenciatura en música. Hablé con mi familia, con mis papás, mi hermana, que fue la persona que me apoyó desde el principio, decidimos que me venga a vivir a Santa Cruz para concursar y llegar hasta donde fuera posible.

¿Qué tal la experiencia?

Ha sido algo totalmente diferente, nunca antes había vivido algo así. Me dediqué ya a la música profesionalmente y con el transcurso del tiempo se han ido dando muchas cosas, alegrías, también aguantando un montón, pero dentro de lo normal. Siempre estuve contento con los resultados y con el trabajo que se hacía. Se armó el invicto en la competencia, demostraba que en ninguna de las presentaciones o galas tuve lo que a los jueces les pareciera errores. En eso se vino sumando mucha gente de Bolivia, apoyando el sueño cuando empezaron las votaciones; pasé por sentencias y eliminaciones, por votaciones, y pocas veces fui inmunizado por los jueces, pero dentro de todo salí adelante gracias al apoyo y cariño de toda la gente boliviana.

¿Qué significó Factor X?

Se convirtió en lo más importante de mi vida, ya cuando estábamos cerca del objetivo empecé a dar lo mejor de mí, a trabajar más duro, a preocuparme más sobre cada detalle que era juzgado por las redes sociales o los jueces. He ido cuidando que cada detalle salga de la mejor manera y ya en la semana final era triple esfuerzo el que hacía, tenía la garganta totalmente deshecha, pero el sentimiento y el corazón hicieron que pueda salir victorioso hasta el final, con 36 galas a cero.

¿Cómo eran tus ensayos?

Individuales más que todo, uno mismo tenía que prepararse, solo, yo siempre tuve el interés de trabajar en ello y seguir hacia adelante, obviamente con ayuda de los profesores y productores musicales que nos daban unas pautas y eran ellos los que nos daban la canción para interpretar en la semana en las galas. Los ensayos con ellos eran complicados porque teníamos que llegar a ciertas metas o notas que nos ponían. De las canciones que tocábamos en Factor X, el 90% fueron dadas por producción y yo tenía tres o cuatro oportunidades de escoger la canción en toda la competencia.

¿Qué hay de tu contrato con Sony Music?

Mi contrato todavía no está firmado, tengo que esperar estos días para poder cerrar con ellos, entonces voy a enterarme mejor de qué se trata pertenecer a Sony Music. De aquí a unos días habrá una reunión con la gente de Sony Music para aclarar todo.

¿Cómo mirás tu carrera de aquí en adelante?

Mi plan es fortalecer mi carrera musical aquí en Santa Cruz y desde aquí ver ya otros planes. Realmente quiero quedarme, poder crecer en esta hermosa ciudad.