ESCENAS

Y quien se sentó en el Trono de Hierro, finalmente, ha sido...


Tras ocho temporadas, 73 episodios y muchas muertes después, Juego de Tronos llegó a su fin. La superproducción de HBO mantuvo divididos a sus seguidores hasta el último instante. Así lo dejaron ver las distintas reacciones en redes sociales


El personaje interpretado por Emilia Clarke, fue uno de los más poderosos de la serie que culminó ayer domingo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

20/05/2019

Esta nota contiene spoilers.

Bran Stark, el segundo hijo de Ned Stark, Señor de Invernalia, fue erigido como el nuevo gobernante de los seis reinos y marcó el fin de Juego de Tronos, la serie más aclamada de los últimos tiempos. Basada en la saga literaria Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin, el último capítulo se emitió anoche por HBO, la señal que reunió durante ocho temporadas a fanáticos de todo el mundo en torno a esta producción de proporciones épicas, que rompió con todos los esquemas en cuanto la popularidad de un programa de televisión se refiere.

¿Quién se sentará en el Trono de Hierro? fue la pregunta que más se repitió en los últimos días. Aunque el trono de hierro quedó fundido por el fuego que escupió Drogon, dolido y furioso tras la muerte de su ama Daenerys Targaryen, a manos de Jon Snow, el reinado quedó en manos del joven Stark, conocido como el cuervo de tres ojos.



El episodio, que comenzó con Tyrion caminando entre las ruinas de Desembarco del rey en busca de sus hermanos Cersei y Jaime, concluyó con Bran, uno de los descendientes de la Casa Stark, en lo más alto de podio, incluso por encima de su hermano, el verdadero heredero, Jon Snow. Aunque no era el favorito, en varias encuestas, Bran era señalado como uno de los personajes importantes que no había jugado al juego de tronos, por lo que gobernaría sin ansiar más poder. Ni bien terminó el programa, los fans en las redes sociales dejaron por sentado en comentarios y memes sus posturas a favor y en contra de este desenlace:

“Sam fue el único que asomó el concepto de la democracia para elegir al próximo rey o reina” (Leonardo Padrón). “Fue predecible, pero nunca lo imaginamos, Jon Snow volvió a donde empezó su lucha, volvió a su guardia, Sansa lo que siempre quiso, ser Reina, Arya a buscar nuevas aventuras “ (Marcos Navarro). “Después de casi una década de hacerme sufrir con sus giros narrativos y golpes de trama, sólo puedo decir que las cosas, posiblemente, no acabaron como muchos esperaban, pero era muy difícil satisfacer a tantos fanáticos que le dieron el poder de convertirse en la serie más impactante de la historia” (Ramón Fernández).

ANÁLISIS

La manada sobrevivió



Tanya Imaña (Comunicadora)

Después de ocho temporadas los Stark de Invernalia al fin obtuvieron lo que querían: Sansa es reina, Arya recorre el mundo; Bran, el Roto, es un lord (en realidad el rey de Poniente, de los ahora seis reinos, dado que el Norte es libre) y Jon, que no llevará el apellido, pero tiene sangre Stark, vive alejado de reinados y la corte, en el Norte, en el verdadero Norte, como dice el pueblo libre.

Juego de Tronos empezó con la base de Canción de Hielo y Fuego, con una fidelidad a la historia que se fue alejando a medida que avanzaban las temporadas y el material de los libros quedaba corto. Los productores nos llevaron por caminos que todavía son insospechados en la trama que siembra George RR Martin.

Pese a los horrores de la guerra en Poniente, todas las grandes casas están representadas en el momento de romper la rueda, como buscaba Daenerys; ahora los gobernantes se eligen. El trono de hierro ha sido destruido y es hora de reconstruir el reino.

De seguro que el final tiene dividido a los fanáticos, que ya han firmado peticiones para que los productores de la serie vuelvan a producir la última temporada. Y es que ésta ha dado giros tan inesperados en los arcos narrativos de personajes principales, que han dejado sino disconformes, desilusionados y hasta enojados a los espectadores. Incluso así, ahí va una de las series más atrapantes, adictivas y fascinantes de la historia de la televisión.



Se acabaron los dominGOTs, pero esperamos las llamadas series sucesoras