REVISTA EXTRA

40 aniversario del Walkman


Música portátil. Hace cuatro décadas se hizo realidad el sueño de muchos amantes de la música de pasear por la calle y escuchar las canciones al mismo tiempo. El dispositivo que lo hizo posible ya no se fabrica, pero revolucionó los usos y costumbres en todo el mundo


Portátiles. Millones de estos reproductores y sus copias inundaron el mundo y lo cambiaron
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

07/07/2019

Fue el 1 de julio de 1979 cuando Sony lanzó al mercado el TPS-L2, el primer modelo comercializado de un walkman que consistía en un reproductor portable de casete con auriculares. El nuevo invento vendría a cambiar, en gran parte del mundo, los usos y costumbres de la forma de escuchar música y de difundirla. Incluso se habló de ellos en canciones y aparece en muchas películas, un ejemplo de ellos es la saga de Guardianes de la Galaxia, en la que Peter Quill (Chris Patt), tiene como acompañante inseparable a un walkman

Un origen discutido

Como suele ocurrir con los iconos, el origen de la idea de hacer portátil la música está lleno de leyendas y disputas, ya que Sony llegó incluso a disputarse legalmente con un inventor germano-brasileño la autoría del “walkman”.



Según la versión oficial de Sony, la idea de este invento la tuvieron juntos dos de los fundadores de Sony, Masura Ibuka y Akio Morita, que quisieron ofrecer la posibilidad a la gente de llevar la música consigo de forma cómoda y sin molestar a los demás.

“Tras un viaje a EEUU, Morita volvió impresionado por todos esos jóvenes estadounidenses que salían a la calle con su enorme radiocasete”, dijo a Efe otra portavoz de Sony.

Sin embargo, la portavoz reconoció que hay muchas otras conjeturas sobre el origen de la idea, desde el deseo de sus dos creadores de escuchar música durante sus largos viajes continentales, al de poder disfrutar de sus deportes favoritos -golf y correr- al ritmo de sus canciones preferidas.

El resultado inicial de los ingenieros de Sony, que en un principio se mostraron escépticos sobre la puesta en práctica de la idea de “reproductor portátil”, fue el por entonces “pequeño” TPS - L2 y unos auriculares “ligeros”, dos dispositivos que hoy bien podrían pasar por gigantes al lado de cualquier reproductor mp3.



Frente a los dos patriarcas de Sony, el inventor de origen alemán y brasileño Andreas Pavel había patentado en Italia, en 1977, y posteriormente en Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido y Japón, el llamado “cinturón estéreo”, un sistema portátil de casete de audio.

En 1980 Pavel y Sony iniciaron la discusión sobre la paternidad del concepto del reproductor portátil, hasta el punto de que Sony se vio obligado en 1986 a pagarle regalías sobre algunos de los modelos de “walkman” comercializados en Alemania, aunque siguió sin reconocerlo como padre del invento.

El reconocimiento para Pavel y una suma desconocida de dinero llegó finalmente en 2003, cuando Sony se aseguró además a través de un acuerdo que el inventor no podría emprender nunca más un litigio legal contra ellos.



 




En esta nota