SOCIEDAD

Alistan el primer concurso nacional de fabricación de microsatélites terrestres


Es una primera experiencia práctica de un proyecto espacial real. La convocatoria es para universidades y tecnológicos y las inscripciones son hasta el 31 de agosto. Hasta el momento hay equipos inscritos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Beni


Los estudiantes deben seleccionar los objetivos de la misión, diseñar el CanSat, lanzarlo y analizar los datos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/08/2018

La invitación es sugerente: 

¡Construye tu propio satélite! La Escuela Militar de Ingeniería y SurAerospace la lanzaron con el afán de fomentar y ampliar las actividades científicas y tecnológicas en el país. “Estamos organizando el primer concurso de CanSat en Bolivia, un concurso que intenta simular la construcción de un satélite para uso terrestre”, explicó Jorge Soliz, ingeniero aeroespacial que ha trabajado en España, Alemania, Argentina y Colombia haciendo proyectos de satélites.

Esta será la primera vez que se realice un concurso de este tipo en el país, siendo los más famosos los concursos que se realizan a escala mundial en Texas, EEUU (patrocinado por la NASA) y en Alemania, (patrocinado por la Agencia Espacial Europea).

No es un asunto de ciencia ficción ni del otro mundo, como explica Soliz: “Los componentes electrónicos que tiene un satélite los colocamos en un tamaño aproximado al de una lata de refresco y el reto consiste en que los participantes (universitarios) realicen el diseño, logren la integración de todos los componentes y consigan elevar el satélite a 300 metros de altura y transmitir su señal a una computadora y a una estación terrena que pueda recibir datos de distinta índole”.

En qué consiste un CanSat

Un CanSat (can es lata y sat es satélite) es un prototipo de un satélite capaz de recoger datos y enviarlos durante una caída controlada tras elevarse -usando cohetes, drones, etc.– en este caso hasta 300 metros de altura.

Este concurso en donde quiera que se lo lleve a cabo apuesta por lo mismo: el trabajo en equipo, la tecnología y la superación personal. La idea es que los universitarios conozcan el proceso de estudio, diseño y fabricación de un satélite.

Soliz subraya que las universidades que acepten el reto y participen deben determinar qué experimento quieren hacer aprovechando el satélite, por ejemplo medir la temperatura a esa altura, medir el viento, tomar fotografías, etc.

“Los grupos deben lograr que ese ‘aparatito’ (que pesará unos 400 gramos como máximo) pueda funcionar a esa altura (300 metros) y sea capaz de transmitir. CanSat ofrece una oportunidad única para que los estudiantes de las distintas universidades tengan una primera experiencia práctica de un proyecto espacial real. Ellos serán responsables de todos los aspectos: seleccionar los objetivos de la misión, diseñar el CanSat, integrar los componentes, probar, preparar el lanzamiento y luego analizar los datos recopilados”, detalló Soliz.

Los que pueden interesarse

Las carreras afines con esta temática y que pueden interesarse por participar son Ingeniería Electrónica (por las placas que debe tener el modelo), Ingeniería de Sistemas (porque en su elaboración interviene la programación), Ingeniería Mecánica (para armar la estructura) y obviamente Ingeniería de Telecomunicaciones.

Hasta la fecha hay grupos inscritos de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni. Como el concurso es a finales de septiembre resta un mes para desarrollar el pequeño satélite. La final será el 29 de septiembre en la sede de Aeromodelismo de Quillacollo (con permiso de la dirección general de aeronáutica civil para volar a esa altura).

Los primeros tres equipos ganadores se harán acreedores a $us 1.000 (primer lugar), $us 500 (segundo lugar) y $us 200 (tercer lugar). Además, el primer puesto irá a EEUU representando al país en el CanSat mundial que se realizará del 8 al 10 de junio.

La expectativa

Orlando Sandóval, tutor de dos grupos de la EMI de Cochabamba, contó que sus alumnos están entusiasmados, ven esta oportunidad como una manera de hacer tecnología con sus propios recursos. Su labor como tutor es la de orientar y dar información necesaria para que los jóvenes empiecen a investigar. En estos momentos están definiendo cómo van a lograr el lanzamiento de su pequeño satélite que puede ser gracias a un cohete, un dron o quién sabe qué se les vaya a ocurrir.

Para saber

Sobre el concurso

En el mundo CanSat es una prestigiosa competencia de diseño, construcción y vuelo de un modelo de satélite para uso terrestre organizado a escala mundial por American Astronomical Society (AAS) y American Institute of Aeronautics and Astronautics (AIAA). En Bolivia lo están organizando la EMI y SurAerospace (en la foto Jorge Soliz, de SurAerospace).

Quiénes pueden participar

La competencia está abierta para todas las universidades y tecnológicos públicos o privados.

Los participantes

Los equipos deben ser formados de 3 a 5 personas de estudiantes de pregrado de tiempo completo y como máximo tener dos tutores o estudiantes de posgrados.

La final

El concurso se realizará el 29 de septiembre en la Asociación de Aeromodelismo de Quillacollo.

Más datos

Obtenerlos en www.cochabamba.emi.edu.bo