EMOTIVO

Habla 10 idiomas y era guardia de seguridad, así cambió su vida


“Verlo hablar en otros idiomas es inspirador y creo que todos necesitamos una sacudida en la vida para poder seguir adelante”, indicó el propietario del video compartido en redes sociales

Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/04/2018

Una vez más las redes sociales fueron parte de una historia que muestra como la vida puede dar un giro inesperado. Lo que comenzó como un video curioso donde se mostraba la habilidad de un hombre para hablar otras lenguas no solo viralizaron la imagen del protagonista, sino que cambió su vida al punto de ayudarle a alcanzar sus sueños.

De la noche a la mañana, la vida de Pedro Manuel Perebal, un joven guatemalteco que trabajaba hasta hace unos días como guardia de seguridad en un taller, cambió después de que un usuario publicara un video en redes sociales donde exponía su habilidad para hablar 10 idiomas distintos.

Inglés, francés, italiano, portugués, japonés, alemán, griego y ruso, además del español y el quiché, su lengua materna, son los idiomas en los que Perebal puede comunicarse.



Mientras el joven de 25 años se encargaba de abrir y cerrar la puerta de los clientes, un usuario llamado Édgar Lara tuvo curiosidad por el cuaderno que Pedro portaba. Pensó que lo utilizaba para registrar a los clientes.

Estas son algunas de las notas del cuaderno de Pedro

Sin embargo, al consultar a Pedro descubrió que en realidad el cuaderno era utilizado para practicar idiomas. Armaba frases y las escribía a modo de práctica.

Lara publicó el video para que pueda servir de motivación a otras personas. “Verlo hablar en otros idiomas es inspirador y creo que todos necesitamos una sacudida en la vida para poder seguir adelante”, indicó el propietario del video compartido.

"Un domingo fui con mi mama a la plaza y había muchos 'gringos', fue como clavarme una flecha en el corazón, en una semana empecé a aprender y me agarró una sed por continuar con ese aprendizaje", señaló el joven.



Pedro es un joven autodidacta, es decir, aprende por su cuenta y para conseguirlo solo necesita escuchar el acento, ver como se escribe y un diccionario, además de la ayuda de Dios.

Perebal dijo que tenía muchos deseos de superarse y crecer como persona. Mucho tiempo fue ignorado. En una ocasión se postuló para trabajar en una empresa turística y le dijeron "déjame un número de referencia"; pasaron tres años y hasta ahora no lo han llamado.

De acuerdo con Perebal, la clave para superarse es la buena actitud, por lo que aprovecha sus tiempos libres para aprender los idiomas, ya que su deseo es trabajar en un lugar donde pueda poner en práctica sus habilidades.

Asimismo, el guardia políglota explicó que su padre le preguntó que cuál era su anhelo de estudiar inglés, a lo que él respondió que soñaba con viajar, según cita Prensa Libre.

A los medios de prensa de su país le dijo que algún día esperaba una oportunidad para cumplir sus objetivos. Esa oportunidad llegó.



El portal gutemalteco PubliNews fue uno de los que hizo eco de la noticia que llegó a oídos del titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Carlos Velásquez Monge, quien en sus redes sociales indicó que le haría una propuesta laboral en la terminal aérea del Aeropuerto Internacional La Aurora de la Ciudad de Guatemala.

El joven llegó hasta la terminal aérea para tener un entrevista de trabajo

Pedro llegó para entrevistarse con Velásquez, quien le ofreció el puesto de "Oficial de atención al viajero". Tras enterarse de los requisitos, ambos se dieron la mano y firmó el contrato. Iniciará labores el próximo 2 de mayo. Según Velásquez, el joven recibirá algunos cursos en el Intecap para aprender a asistir a las personas que vienen de todas partes del mundo.

“Desde la mañana que llegué al aeropuerto me sentí emocionado, ya que desde los 17 años quería conocer un avión. Todo salió con éxito”, relató con felicidad el nuevo oficial de atención al viajero.

Después de la entrevista, el joven junto a las autoridades de Aeronáutica hizo un recorrido por el aeropuerto, donde varias personas, entre ellas extranjeros, lo reconocieron y le pidieron tomarse fotografías con él, según Guatevisión.

Pedro junto a Édgar Lara, el hombre que publicó su historia

Empezar en el nuevo trabajo le significará al joven abandonar su puesto como guardia de seguridad. En su último día fue agasajado con un desayuno y despedido por sus compañeros de jornada. 

Entre lágrimas se despidió de sus compañeros a quienes les dio abrazos y un apretón de manos. Pedro señaló que se lleva un buen recuerdo de sus compañeros y sus jefes.

La gerente del taller, Carmen Alvarado aseguró que están satisfechos con haberle dado la oportunidad de trabajo a Pedro quien, aseguró, es una “persona noble". La ejecutiva agregó que Pedro se va por "la puerta grande".

A partir del próximo mes, ya no portará una escopeta, ahora le dará la bienvenida a los extranjeros que llegan a su país.

Se despidió para iniciar una nueva vida


 




En esta nota