SOCIEDAD

Medio día de asueto para que los papás celebren su día con los hijos


Si bien la tolerancia rige a partir de las 12:30, los padres bolivianos tendrán por segundo año una oportunidad de estar con los suyos. Desde la semana pasada empezaron los festejos y hoy hay más


Luis Gutiérrez chocheando con su pequeña Lussiana en el acto cívico del kínder Santa Teresa
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

19/03/2019

Los 325 niños de prekínder y kínder del Club de Leones José Osuna Cuéllar ya ensayaron lo suficiente. Hoy homenajearán a los padres de los 10 cursos con distintos números musicales y de danzas y la directora Cristy Arteaga está segura de que habrá lleno completo porque el Ministerio de Trabajo dispuso tolerancia de media jornada laboral para todos los padres de familia a escala nacional.

La tolerancia se aplicará desde las 12:30, según comunicado de prensa. En ese documento, el Ministerio de Trabajo recuerda que las oficinas de Recursos Humanos de cada institución pública son las encargadas de dar cumplimiento a esta disposición. Mientras que las empresas o instituciones del sector privado deberán adecuar esa determinación por acuerdo de partes, considerando sus modalidades de trabajo.

Entre otras cosas, los niños del Club de Leones ensayaron el himno al padre que tiene nueve estrofas, pero que los pequeños entre 4 y 5 años ya se saben de memoria. Con panderetas, pasos ágiles, palmas y sus dulces voces van a adular a los padres en su día.



Agasajos de toda índole

Si bien algunos agasajos se vienen celebrando con anticipación, como el del kínder Santa Teresa, de la zona de la Octava División, la preparación y el empeño en todos es el denominador común. Luis Gutiérrez es comerciante y dejó en pausa sus labores para no faltar al festejo de su primogénita de cinco años. Vestida como muñeca Lussiana estaba dentro de un plastofor que hacía parecer que la niña estaba dentro del empaque. La creatividad de su presentación no solo robó el corazón del progenitor, también del público asistente.

Otro que chocheó con el número artístico fue Erwin Kaune, abuelo de Liseth de tres años, y no fue el único, pues en el coliseo del kínder Santa Teresa no solo se vieron padres de familia, también abuelitos y madres que a la vez hacen de padres, lo que no debe ser motivo de sorpresa. Según los datos del INE, en Bolivia hay 26.000 abuelos que fungen como padres de sus nietos y 27.000 familiares de distinto grado que hacen lo mismo.

Hoy ellos tendrán un día especial dedicado a su rol como proveedores no solo de lo material, también de lo emocional.



Padre y amigo
Hace 20 años lleva a Micky a su terapia diaria

 

Freddy Mendieta Riva tendrá hoy una cena especial en su casa, servida por su hijo Miguel Ángel Mendieta Galindo (20) y por su esposa, como homenaje por el Día del Padre. La particularidad de esta historia es que Miguel Ángel, al que los suyos le dicen cariñosamente Micky, tiene síndrome de down y su padre es quien se encarga de su cuidado buena parte de cada jornada y de llevarlo todos los días, desde hace 20 años, al centro Fundación Síndrome de Down (Fusindo), donde el joven realiza sus actividades como terapia. “Micky es el tercero de mis hijos y paso con él bastante tiempo. Es nuestro compañero fiel, dueño de un gran corazón.

Se hace querer mucho porque tiene un carácter tranquilo y, aunque estamos juntos toda una vida, no me deja de sorprender su obsesión porque todo esté ordenado en la casa”, dijo el progenitor. Micky, en Fusindo, es un aplicado alumno que se empeña en aprender en los talleres de panadería, de hotelería y de otras actividades que lo sacan de la rutina hogareña. Ayer, cuando su padre llegó al centro para recogerlo, como siempre, lo recibió con una sonrisa de agradecimiento. “Espero que en nuestro medio funcione la inserción laboral para chicos como mi hijo. En Brasil he visto a jóvenes con síndrome de down trabajando en aeropuertos y en farmacias”, aseguró.

Esfuerzo
Con su trabajo en la calle mantiene a su familia

Para Herminio Yarari Silva (58) hoy será un día normal, pues estará en su puesto de trabajo, en inmediaciones de la rotonda del primer anillo final de la calle 24 de Septiembre, vendiendo al paso pastillas, chicles y otras golosinas a los conductores de motorizados. De ese modo se gana la vida junto con su esposa, Amalia Apaza Ramos (41). Ambos son personas con discapacidades físicas de distinto grado, hecho que les dificulta andar con normalidad. Él se moviliza con muletas y ella en silla de ruedas.

Desde hace algunos años, este oficio callejero le permitió criar a sus hijos, sobre todo a los últimos dos, de 10 y de ocho años. La pareja se transporta todos los días desde Puerto Paila a la capital cruceña a vender sus dulces, mientras sus vástagos asisten a la escuela. Herminio confiesa que tiene cinco hijos en total. Tres producto de una relación anterior, que ahora tienen 26, 24 y 18 años, y dos con Amalia Apaza, su segunda esposa. “Entre las muchas cosas que hice para ganarme la vida está la de peluquero, oficio que desempeñé durante unos 30 años; luego aprendí algo de sastrería porque tenía que llevar el pan a mi familia”, manifestó Yarari.



REVOLUCIÓN JIGOTE PROMOCIONA POR EL DÍA DEL PADRE EL “KIT PEJERREY”: PALA Y PLANTINES DE ÁRBOLES NATIVOS PARA SEMBRAR

El movimiento Revolución Jigote ofrece un regalo diferente para los padres en su día. El ‘Kit Pejerrey’ que consiste en un plantín de árbol nativo, una pequeña pala, una bolsa de abono y un manual que explica la forma correcta de plantar un árbol.

La original promoción fue lanzada el domingo por las redes sociales a un costo de Bs 90 el paquete y las especies para elegir son jacarandá, jebió, siraricillo y guapurú, indicó José Antonio Prado.

Lo recaudado ayudará a solventar las actividades de educación ciudadana de la Revolución Jigote. Se puede realizar las reservas a los teléfonos 79840000 (Whatsapp) y 3511096 (fijo).