ENTREVISTA

Rodolfo Rocabado: “Nosotros no estamos viniendo a quitar el trabajo a nadie”


La autoridad calificó de ineficiente el actual método; anuncia que los hospitales de tercer nivel pasarán a manos del ministerio en lugar de las gobernaciones


Rocabado indicó que el ministerio está realizando un diagnóstico de los hospitales y recursos humanos
Escuchar el artículo Pausar Lectura

03/11/2018

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, convocó a una reunión a los directores de los nueve Servicios Departamentales de Salud con la finalidad de ponerlos al tanto de la implementación del nuevo sistema de salud en el país, cuya rectoría pasará a tuición del Gobierno nacional desde el próximo año en detrimento, sobre todo, de las gobernaciones, que perderán la gerencia de los hospitales de tercer nivel.

¿Pasar los hospitales del tercer nivel a manos del Gobierno no es un retroceso?

Aquí hay que hacer un análisis. Todo el tiempo hay denuncias de que los hospitales están colapsados, que no mejoran su infraestructura, que les falta personal y medicamentos, entonces, se ha visto nomás que las gobernaciones no han podido abastecer y dar respuesta a la población en cuanto a la capacidad de infraestrucutra y equipamiento que deberían dar a los hospitales de tercer nivel. Entonces, por eso surge este mandato del pueblo en los encuentros. La gente dice que está cansada de los paros.

¿Qué atribuciones tendrán las gobernaciones una vez que se implemente el nuevo sistema único de salud?

Las gobernaciones como tal no pueden perder el norte de darle atención a su población, de garantizar la salud. Lo han venido haciendo acá en Santa Cruz y en otros departamentos. Lo que, obviamente, aún no tenemos es cuánto es el presupuesto que ellos deben invertir en salud. Los gobiernos municipales deben garantizar mínimamente el 15,5% de la coparticipación tributaria para la implementación del Seguro Universal de Salud (SUS) en el primer y en el segundo nivel de atención. Pero no tenemos definido cuánto deben invertir las gobernaciones. Ese es un tema que hay que tratarlo y profundizarlo. El Estado se hará cargo del tercer nivel, la Alcaldía ya no tendrá por qué pagarle al tercer nivel y lo que le pagaba la Alcaldía a la Gobernación para la atención de los pacientes en los centros de tercer nivel le permitirá mejorar la atención en el primero y segundo.

 Si hay tantos problemas en los hospitales de tercer nivel y ustedes quieren poner en vigencia desde enero de 2019 el seguro gratuito de salud, ¿habrá tiempo y recursos suficientes para ponerlos en marcha?

Hay un término clave aquí: progresivo. La gente tiene que entender que todo va a ser progresivo. No es que a partir del 1 de enero la gente podrá hacerse atender de todo de forma gratuita. Lo que va a haber es un número determinado de prestaciones gratuitas. En el primer nivel será un número mucho más amplio, luego habrá otras prestaciones en el segundo y en el tercer nivel. No digo tampoco que no habrá colapso, porque todo sistema cuando se ha implementado ha tenido caos. El cambio genera caos, pero obviamente es un proceso de ordenamiento que tenemos que generar.

La norma debe ser clara. La referencia y contrarreferencia deben funcionar. Es algo fundamental para que el sistema funcione de forma adecuada. Las personas tienen que ser valoradas en los centros de primer nivel. Todos los médicos sabemos qué es urgente y qué es grave. Los hospitales de tercer nivel van a atender solo a las personas que tienen la referencia y la contrarreferencia y obviamente una emergencia o urgencia será atendida de forma prioritaria

 ¿Cómo se hará la reingeniería de los recursos humanos?

Estamos haciendo un diagnóstico de los hospitales y recursos humanos, porque sabemos que hay ítems de médicos que se cobran por parte de gente que no es médico. Sabemos que hay especialistas trabajando en los centros de primer nivel, cuando deberían estar aportando en los centros de segundo o tercer nivel. Es importante tener información seria y fidedigna para saber dónde necesitamos recursos humanos.

Hay centros de salud que atienden 100 pacientes al día, mientras que otros atienden 200.

 ¿La idea es poner cabezas en los Sedes y en los hospitales de tercer nivel?

No, porque nosotros creemos que los hospitales de tercer nivel funcionan con los recursos humanos que están, lo que nosotros sí vamos a ver es si ese personal está rindiendo de forma adecuada, si cumple con la carga horaria adecuada, si ese director cumple con su rol. No estamos viniendo a quitar el trabajo a nadie, ni a poner otras personas encima, lo único que queremos es que esos profesionales estén conscientes de que no deben beneficiarse de la población. Usted habrá escuchado el tema del tráfico de pacientes, que es algo que se da mucho en los hospitales públicos. Eso no se puede permitir

Con la implementación del SUS, ¿a cuánto subirá el presupuesto que destinará el Estado para salud?

Si teníamos un presupuesto que oscilaba en 18 mil millones de bolivianos, que se daba para el sector salud en general, con los 200 millones del SUS se va a incrementar. Con la inversión de los 2 mil millones en los hospitales, suma más, tal vez no lleguemos a lo óptimo, o lo que la gente de derecha dice que es óptimo, pero, según los datos que tenemos, el gasto en salud es el adecuado al estar por encima del 6% para poder invertir en un sistema único.



 




En esta nota