REVISTA EXTRA

Museos en provincias


Cultura e historia. Con una visita al Museo de Samaipata se aprende sobre la presencia de chanés, mojocoyas y el incario; en Camiri hay sitios que recrean la Guerra del Chaco y la presencia del Che, como lo hace Vallegrande. Los museos misionales son visita obligada


Urnas. Restos funerarios de la cultura chané. Los vestigios más antiguos datan de 2.000 años. Su cerámica se exhibe en San Carlos
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/09/2019

FOTOS: EL DEBER/CARLOS MONTERO/CEAS

Un viaje de 117 kilómetros hasta San Carlos permite ver lo que ocurría hace 2.000 años con la cultura chané. En el Museo se puede ver la exquisita cerámica con base trípode que descubrieron y describieron Erland Nordenskjöld (Exploraciones y aventuras en Sudamérica) y Omar Claure (El templo mágico-religioso de Samaipata).

“Esa cultura ocupaba un territorio muy grande”, explica el arqueólogo Luis Callisaya. Hay urnas funerarias que contienen restos óseos. Se trata del primer museo inclusivo de Bolivia, porque ha sido adecuado para personas con capacidades diferentes. El museo abre de miércoles a domingo, y feriados. A fin de año se trasladará a un espacio más amplio.



El Centro de Investigaciones Arqueológicas de Samaipata (CEAS), el único de su tipo que hay en el departamento, muestra restos de la cultura chané, que estuvo en la zona entre el 600 al 800 de la Era Cristiana.

También se pueden ver los restos de la cultura mojocoya, que, según explica Rolando Galarza, que dirigió el CEAS, es propia de los valles de Chuquisaca, Santa Cruz y Cochabamba. Floreció en la zona entre 900 y 1.400 DC, para después dar paso al incario, entre 1.450 y 1.520.

El Museo Pictórico de la Guerra del Chaco está en Camiri. El capitán Carlos Montero es el encargado de este lugar, en el que se pueden ver armas, cantimploras, platos, indumentaria y municiones. El museo ha preservado la habitación en la que estuvieron recluidos Ciro Bustos y Regis Debray. El museo está abierto todos los días en horas de oficina y es posible abrirlo para delegaciones o personas fuera de horario.

Una ruta de museos de la Guerra del Chaco se habilitará para los visitantes en Cuevo, Boyuibe y Charagua, según el comandante de la Octava División, coronel Hugo Arandia.



Música y guerrilla

Quien va a Vallegrande tiene a su disposición un tour por la ciudad, que incluye la lavandería y la morgue, la fosa de los guerrilleros y el Centro Cultural Ernesto Che Guevara. Atienden de lunes a sábado y domingo, hasta mediodía. El recorrido cuesta Bs 30, los estudiantes pagan Bs 15. Incluye guías. El mausoleo del Che, donde fueron encontrados sus restos, puede ser una visita separada.

El museo de San José de Chiquitos tiene pinturas del siglo XVII. Una de ellas recrea un desfile militar de estilo napoleónico y hay otras que han sido restauradas. Hay tallados de imaginería sacra.

El soberbio templo de piedra es siempre la mayor atracción de este lugar. También se pueden visitar los museos misionales de Concepción y San Xavier, donde se conservan partituras restauradas con música barroca.

3. Chané. Esta etnia, absorbida por la cultura de los ava, hizo una retirada hasta la zona del actual norte argentino
4. Guerra. Fusiles Máuser. Camiri.
5. Guerrilla. Recuerdos del periplo del Che.




 




En esta nota