AFV

Una emotiva cinta sobre la lucha contra las adicciones


Siempre serás mi hijo. ¿Puede el inquebrantable amor y el compromiso familiar ayudar a un joven a superar su adicción?


La historia. Muestra tanto la falta de control de Nic, el hijo adicto, como de la necesidad del padre por controlarlo todo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/02/2019

Basada en el best-seller de las memorias del aclamado periodista David Sheff y la de su hijo, Nic Sheff, Siempre serás mi hijo (Beautiful boy) cuenta la desgarradora historia de Nic (Timothée Chalamet), un adolescente adicto a las drogas, incluida la metanfetamina, que lucha por superar su adicción, y del inquebrantable amor de su padre, David (Steve Carell), que no se da por vencido para ayudar a quien ama más que a nada en el mundo.

La película es un retrato profundamente conmovedor del inquebrantable amor y compromiso mutuo de una familia frente a la adicción de su hijo y sus intentos de recuperación. A medida que Nic recae repetidamente, los Sheff se enfrentan con la dura realidad de que la adicción es una enfermedad que no discrimina y que puede afectar a cualquier familia en cualquier momento.

Lo que cuenta el director Felix van Groening es tan verosímil como terrible. Habla del engaño y la mentira como norma, de los intentos de rehabilitación y los sucesivos derrumbes, de creer que el monstruo está controlado y volver a sentir su aliento en el cogote, del sentimiento de culpa en medio del vértigo, las subidas anímicas y su caída.

Más común de lo que se cree

“Me identifiqué con el miedo de un padre. Creo que es relevante, es muy oportuno, es una epidemia. Espero que la gente se dé cuenta de que la adicción tiene todo tipo de estigmas que no debería tener”, remarcó Carell, quien tiene dos hijos, en el estreno de la película en el Festival de Cine de Londres (BFI).

“Hay cierta idea de que los adictos a las drogas o la adicción no puede afectar a tu familia ni a uno mismo cuando la realidad es que es una enfermedad muy humana, que no discrimina”, dijo Chalamet.

Digna de un premio

El filme, una historia real que todo lo que muestra es auténtico, tuvo su estreno mundial en San Sebastián 2018 y desde entonces tuvo muy buenas críticas destacando la gran actuación de los protagonistas, que ya apuntan a una posible nueva nominación de Chalamet por este papel, al igual que a Carell.